Vietnam 2017

¡Salimos de Bilbao a Vietnam!!! Lo primero que se me viene a la cabeza al pensar en Vietnam son motos. Lo segundo más motos. Lo tercero bicicletas. Y lo cuarto, turistas. Muchos turistas.

Los países que hemos visitado hasta ahora no suelen ser superturísticos. Creo que el más explotado había sido Tailandia… hasta que llegamos a Vietnam. Ese es el punto negativo de este país.

Y ahora positivos… ¡el resto! ;-D. Lo que más destaca para mí son los paisajes, la naturaleza increíble y tan diferente si estás visitando el norte o el sur…

En internet hay muchísima información de este destino, tanta que me volví loca al hacer el planning y agobiaba sólo de verlo… alguna noche en bus, tren, todo el día con cosas para ver… y es que sabiendo que existían tantas cosas y tan bonitas… ¿cómo íbamos a dejar algo sin ver? Una vez allí descubrimos que el odiado planning no era tan intenso como preveíamos… bueno intenso si, porque nos gusta movernos, pero factible y con algún día final de descanso.

Comenzamos la aventura vietnamita en la isla de Phu Quoc. Una isla con sitios vírgenes y gente encantadora, que se mezclan con gran rapidez con la “modernidad” que quiere implementar el gobierno a pasos agigantados… están construyendo megahoteles de tropecientas plantas y parques temáticos, que como digo, de momento conviven con hoteles más pequeños. En las ciudades aún se respira y se vive ese ambiente relajado con el ruido de fondo de los cientos de claxon de motos. Aún puedes encontrar pequeños puestos de Bánh Mì u otras especialidades.

Seguimos con Hanoi, que nos recibió con un cielo gris y… ¡miles de motos! Si en las ciudades/pueblos de Phu Quoc nos habían sorprendido, aquí ni te cuento. Llena de hoteles, bares y restaurantes, agencias que te venden desde billetes de bus hasta excursiones de varios días, joyerías, tiendas de réplicas de ropa de marca (North Face es la estrella). Rebosante de ruido por todos lados, hay que andar con los ojos puestos por todos los costados, atentos a bicis, motos, coches, minibuses, peatones, vendedores… caótica pero con un algo especial al patear calles desconocidas y hablar con gente menos habituada a los turistas.

De aquí nos decidimos por conocer Bai Tu Long Bay en un crucero de una noche, que para nosotros se salía del presupuesto habitual. ¿Por qué Bai Tu Long Bay y no Halong Bay en crucero o por nuestra cuenta? Pues porque habíamos leído en blogs y allí nos lo confirmaron, que hay mucho turista y está bastante sucio, y no queríamos llevarnos esa impresión. Bai Tu Long Bay es una zona más alejada y con un número más limitado de cruceros por noche. Aún así contamos unos cuantos, pero creo que acertamos, aunque cara la experiencia fue buena.

Y después de conocer el Halong Bay de mar… ¡Nos fuimos a conocer el Halong Bay de tierra! Tam Coc nos esperaba… y es uno de los mejores recuerdos del viaje. Primer alquiler de moto en el Vietnam continental, lo que significa más libertad y paradas inesperadas. Y soledad en algún momento. Silencio.

Siguiente parada: Phong Nha. Aquí queríamos contratar alguna excursión para ver alguna cueva y es lo que hicimos. Aunque el día no salió muy bueno, de hecho hacía hasta fresquito, lo aprovechamos a tope en forma de turistada.

Huê fue una parada “obligada” por los comentarios en los foros. Estábamos cansados y hacía malo, así que ni fú ni fá.

Hoi An era nuestra siguiente parada, que al final cambiamos por alojarnos en Danang y hacer excursiones desde ahí. Nos faltó tiempo para conocer Hoi An, sólo la vimos de noche y estoy de acuerdo con que hay que visitarla, ya que la luz de los farolillos hace que tenga un ambiente especial. Durante el día visitamos las ruinas de My Son, y las Montañas de Mármol. Recomendable.

Y los últimos días fueron en Mui Ne. Alquilamos moto (cuidado con la poli, ya veréis qué nos pasó…) y pudimos conocer las Dunas Blancas, las Dunas Rojas, y el Manantial de las Hadas. Este último imprescindible, al menos si madrugáis como nosotros. También conocimos las moscas de playa…&@d*·/*@

En Saigón o Ho Chi Minh pasamos las dos últimas noches. Lo único que vimos fue el Museo de la Guerra, que pienso es imperdible aunque se me ponen los pelos de punta al recordarlo. El resto del tiempo callejeamos a la búsqueda de gangas para satisfacer nuestro lado más consumista, y en previsión de un viaje que tenemos en mente para este año 2018…

En resumen, un país muy fácil de viajar, te lo ponen todo en bandeja. Si quieres organizar todo tu recorrido el primer día en cualquiera de sus agencias, puedes hacerlo… si quieres ir reservando poco a poco también.

Fecha del viaje: Noviembre-Diciembre del 2017

Días totales: sin contar los días de vuelo y escala en otros países, los días totales en Vietnam han sido 18.

Gastos totales por persona: 1235 € aprox, de los cuales 535 € en vuelos, y 85 € en alojamiento (sin contar el crucero por Bai Tu Long Bay)

Clima: ha sido un poco raro, porque hemos tenido de todo un poco. Hay que decir que unas semanas antes hubo serias inundaciones, y 3 días antes de empezar la ruta de norte a sur desde Bai Tu Long Bay a Saigón hubo inundaciones por toda la zona centro del país. En la isla de Phu Quoc tuvimos calor, pero no hasta un punto insoportable. Hanoi fresco y nublado, no vimos asomar el sol. En Bai Tu Long Bay fresco, con polar y sudadera por la noche. En Tam Coc hizo bueno, con una sudadera para primera hora se estaba genial, y durante el día calor. Phong Nha, como ya he adelantado, llovió todo el día y refrescó bastante, al igual que Huê. La zona de Hoi An nos recibió con un calorcito agradable. Y Mui Ne calorrrr mucho calorrrr. Aunque eso no fue nada comparado con Saigón. Aquí directamente parecía que estabas en las brasas de una barbacoa.

Documentación a día de hoy: para Vietnam, el objetivo principal de este viaje, con menos de 15 días y una única entrada al país no es necesario gestionar visado, aunque el pasaporte debe tener una vigencia mínima de 6 meses. Si tu viaje es de más de 15 días, siempre tienes la Embajada de Vietnam en Madrid o Barcelona. Pero… si sólo vas un máximo de 30 días en una sola entrada, y vas a entrar por alguno de los aeropuertos principales, lo puedes gestionar por internet en esta web. Aproximadamente en 48-72 horas te lo envían por mail, cuesta 25 usd por persona. En nuestro caso hicimos una escala en Xiamen, China. Los visados en China son carisísimos, pero está bien saber que en los aeropuertos principales tienes un máximo de 72 horas (144 en Shanghai y Pekín) exentas de visado para hacer un transfer (y aprovechar a conocer la ciudad).

Moneda: en Vietnam el Dong Vietnamita (VND). Aprox. 1 € = 28.000 vnd. En China el Yuan (CNY). Aprox 1 € = 8 cny,  siempre el mejor cambio con BNeXT.

La ruta completa de Salimos de Bilbao en Vietnam:

2017.11.26… Escala de horas en Xiamen

2017.11.27… Sin parar hacia Phu Quoc

2017.11.28… Buceando en Phu Quoc

2017.11.29… Motorizados por Phu Quoc

2017.11.30… Últimas visitas en Phu Quoc y vuelo a Hanoi

2017.12.01… Hanoi en un día

2017.12.02… Noche en Bai Tu Long Bay

2017.12.03… Sol en Halong Bay

2017.12.04… Solos en Tam Coc

2017.12.05… Las cuevas de Phong Nha

2017.12.06… Túneles de Vinh Moc y Huê en unas horas

2017.12.07… Las Marble Mountain en Danang

2017.12.08… My Son y ancas de rana para recuperar fuerzas

2017.12.09… Llegada a Mui Ne

2017.12.10… En Quad por las Dunas Blancas

2017.12.11… El Manantial de las Hadas y la poli de Mui Ne

2017.12.12… Conocemos las moscas de playa de Mui Ne

2017.12.13… Museo de la Guerra en Saigón

2017.12.14… Los Mercados de Saigón

2017.12.15… Paseando en Xiamen

2017.12.16… Ámsterdam y sus patatas

Vídeo resumen del viaje:

Anuncios