Tanzania (con Zanzíbar)

Salimos de Bilbao a Tanzania, entrando por la frontera de Isibania con Kenya.

Teníamos poco planeado por aquí, más sobre la marcha si cabe que en otros destinos. De hecho, en el bus que nos llevaba a la frontera reservamos esa noche en Tanzania…

Así que empezamos en Bunda, donde subimos a un monte cercano al hotel, y en el camino nos encontramos con un montón de chavales en una escuela… como los que nos encontramos en el dala dala a Lamadi, nuestro siguiente destino, que se extrañan de que no sepamos hablar suajili.

Lamadi (o Lamadai) es un pueblo de calles sin asfaltar, bañado en un lateral por las aguas del Lago Victoria, y rodeado de cultivos de arroz. Desde aquí visitamos el Serengeti, donde los encuentros del final del día nos lo alegran, ya que es un parque enorme en el que hay muchos momentos de conducción sin ver animal alguno.

Y de la tranquilidad de Lamadi, a Iringa. Empleamos dos días en bus para llegar hasta aquí, y alojarnos en casa de Emima, un torbellino con el que no te aburres. Iringa es la zona base para conocer Isimila, y otros sitios menos conocidos como unas pinturas rupestres y la Gangilonga Rock.

El trayecto de carretera más incómodo que hemos hecho nunca, no por el transporte en sí, sino por la carretera y los resaltes sumado al ir sentados en la última fila del bus… de Iringa a Dar Es Salaam.

En Dar nos alojamos la primera noche cerca de la estación de autobuses, y como sobraba tiempo y no había mucho por los alrededores, teniendo en cuenta que las ciudades no nos entusiasman… ¡visitamos una barbería! jeje

Además en Dar Es Salaam, hacemos una excursión a Mbudya Island, una isla con un snorkel aceptable, donde sobre todo va mucho turista a pasar el día comiendo (y bebiendo). Hay un restaurante en la isla, las aguas están bastante limpias y la arena es blanca y fina.

Y cruzamos un trocito de Océano Índico para pasar de Dar a Zanzíbar en avión. Su capital, Stone Town, cuna de Freddie Mercury, es una mezcla de olores, sabores y ruidos. Merece la pena perderse por sus callejuelas y probar un jugo de caña de azúcar con jengibre.

Hay varias excursiones que pueden hacerse desde Stone Town, nosotros elegimos Prison Island, donde vemos tortugas gigantes venidas de Seychelles, y el Jozani Forest para conocer a la especie de monos colobos, endémicos de la isla.

Nuestro último destino es la zona de playa de Kiwengwa, increíble playa de arena fina y blanquísima y agua limpia, en un pueblo donde la gente hace su vida.

Un par de entradas que quizás os vengan bien si tenéis pensado ir por allá…

Alojamientos en Tanzania

Contactos en Tanzania

El itinerario por Tanzania ha sido este:

2019.11.30… Bunda

2019.12.01… Lamadi, el pueblecito

2019.12.02… Serengeti, un día de entrada

2019.12.03… Carretera en Tanzania

2019.12.04… Iringa y la Gangilonga Rock

2019.12.05… Isimila, sus torres y pinturas rupestres

2019.12.06… Ruaha, explorando el desconocido

2019.12.07… Carretera a Dar Es Salaam

2019.12.08… Mbudya, la isla caribeña desde Dar Es Salaam

2019.12.09… Zanzíbar, ya vamos

2019.12.10… Tortugas en Prison Island

2019.12.11… Monos colobos en Jozani

2019.12.12… Matemwe, buceo

2019.12.13… Kiwengwa

2019.12.14… Isla Mnemba, snorkel en sus alrededores

2019.12.15… Zaanse Schans de escala