2018.10.31… ¿rodear Ometepe con una Scooter?

Como hoy tenemos la moto aparcada en el hotel, desayunamos (Katz una tortilla y yo tortitas) y nos preparamos rápido para salir pronto y aprovechar el día. Hacemos cambio de habitación también porque les viene mejor.


Hoy vamos a ir a rodear el Volcán Maderas, a ver qué hay por allí. Así que cogemos la moto, y empezamos ruta.


En el Charco Verde, sitio turístico que nos han recomendado, nos paramos y bajamos para preguntar en qué consiste, precio y si hay entrada sólo del mariposario.


Llamo al tiembre varias veces y no viene nadie, así que entramos al mariposario. ¡Es un pasada qué bonitas y grandes son algunas mariposas!






Cuando salimos viene el chico, y nos cobra el total de la entrada aunque no hagamos el paseo del Charco Verde. Le preguntamos si podemos volver luego con la misma entrada si nos da tiempo y nos dice que sí, así que intentaremos hacer un hueco jeje.

En el cruce de la otra parte de la isla, tomamos la carretera de la izquierda para bordearla (y bordear a su vez el Volcán Maderas) de arriba a abajo.

Al poco se acaba el asfalto y empieza una carretera horrible, con baches, hoyos, tierra, charcos, piedras… Yo creo recordar que es toda así hasta completar casi el círculo, Katz cree que no, así que continuamos.

Al rato paramos en la ciudad más grande de esta parte, Balgüe, que no son más que unas casas a lo largo de la carretera. Pensábamos que sería un poco más grande tipo Mogoyalpa, pero nada que ver.

Compramos en una tienda un par de bolsas de tajadas, porque esto se prevee largo. Un poco más allá echamos gasolina en una casa que vende, sacando en una botella de plástico la cantidad que quieres.

Y seguimos la ruta. Desde luego la gente debe pensar que estamos locos con esta moto los 2 y por esta carretera, pero no pensábamos que era tan mala, imaginábamos que sería como la que va a Altagracia, pero esto es muuuucho peor. Y tampoco vamos a volver para atrás porque en realidad ya no sabemos en qué punto estamos, y para dónde hay menos trayecto, si para adelante o para atrás…






Y la carretera se pone peor por momentos… ¡qué cuestas! ¡Pobre moto! Eso si, las vistas espectaculares.


Unas horas después… si, si, ¡horas!… llegamos a la zona de San Ramón, donde hay unas cascadas que tengo anotadas y quiero ver. No encontramos la entrada, y cuando dejamos atrás el “pueblo” y seguimos sin ver la entrada, damos media vuelta para comprobar si nos lo hemos pasado. Y así es, porque el cartel sólo lo tienen visible si vienes desde este lado (claro, es que ningún turista viene desde el otro, sólo nosotros).

Preguntamos hora de cierre, y tiempo que se tarda en subir y bajar. Nos dicen que entre subir y bajar serán unas 3 horas desde la entrada, así que Katz va a una pulpería a coger agua y algo para picar, y compramos las entradas. Empezamos la ruta, hace sol y calor, a ver si lo hacemos pronto. Según subimos bajan unos chicos, a los que Katz pregunta si merece la pena y cuánto se tarda… ¡¡¡llevan desde las 8.30 de la mañana y es la 1! 4 horas y media desde la puerta de entrada, no pensábamos que nos iba a llevar tanto, y aunque iban unos chicos delante nuestro a empezar la ruta, nosotros volvemos para preguntar si podemos usar la entrada mañana, hoy nos rajamos. Nos apetece estar un rato en ellas, y no queremos que se nos haga de noche.

Nos devuelven el precio de la entrada y nos dicen que abre a las 7 de la mañana, así que mañana madrugaremos para venir aquí.

Culos a la moto de nuevo, y aprovechamos que ahora tenemos tiempo “de sobra” antes de ir a ver la puesta de sol en la Punta Jesús María para pasarnos por el Charco Verde a aprovechar la entrada que hemos pagado antes.

Por decirlo finamente, y en esta época del año obviamente, quizás en otra sea chulo, a nosotros nos parece un poco caca. Mucha vegetación alrededor de una charca o mini lago, una pequeña playa en un lateral, y en media hora hecho.








Un poco decepcionados, nos subimos a la moto para ir hacia Jesús María, cuando por el camino de salida de Charco Verde Katz para la moto mosqueado y me dice que baje. Hemos pinchado.

Volvemos con la moto a rastras hasta la entrada del Charco Verde y preguntamos si puede llamar a la empresa de alquiler de la moto. Nos dice que intentemos en el hotel que hay al lado, él no tiene dinero.

Así que vamos al hotel, muy amables nos dejan hacer la llamada, y para hacer tiempo entramos de nuevo al mariposario. Ahora las mariposas empiezan a coger postura para dormir, así que hay pocas volando.







De todas formas el tiempo se pasa rápido viendo las mariposas, y oímos que viene alguien y llama. Es el chico del alquiler de motos, él va a gestionar todo y ya nos dirá cuánto es el pinchazo luego, ahora nos ha traído otra scooter y nos vamos rápido hacia Jesús María.

Pero lo único que conseguimos ver son luciérnagas, ya está oscuro y nos quedamos sin puesta de sol. Así que pensamos qué hacer, y aunque pensábamos ir mañana por la mañana a la cascada y marcharnos de Ometepe luego, nos quedamos una noche más. Queremos volver a ver este espectáculo del anochecer aquí de nuevo.

De nuevo en Mogoyalpa, parada en el super a reponer, y en la gasolinera a repostar.

Pasamos por sitio de alquiler de las motos para que nos digan cuánto sale el arreglo del pinchazo, pero el chico no está aún, así que vamos al hostel Life is Good, que nos ayudaron el otro día, a tomarnos una cervecita con ellos. Les han llegado bastantes clientes, y están cocinando un gulash típico eslovaco. Charlamos un poco con ellos, y de repente entra el del alquiler de motos. Venía a llevarse un quad que tienen alquilado unos chicos de aquí, y ha visto nuestra moto jeje

Sale Katz con él y vuelve con las llaves del quad. Lo hemos alquilado el día de mañana para subir hasta el parking de la cascada San Ramón y evitarnos parte de la cuesta. Nos despedimos de estos chicos tan majos…

Y vamos al centro, donde después de dejar aparcado el quad junto al hotel, nos vamos a nuestro restaurante favorito. Le pedimos recomendación, y Katz pide unos tacos vegetarianos son soya, y yo pollo en salsa de jalapeños. Los dos platos muy muy ricos. Nos despedimos de ellos que mañana queremos probar otro restaurante que hace pizzas.


Volvemos al hotel y a dormir.

 


Gastos del día para 2 personas:

Entrada Charco Verde = 155 nio x 2 personas = 310 nio

2 bolsitas de tajadas = 20 nio

Pulpería = 45 nio

Gasolina = 170 nio

Supermercado = 125 nio

2 cervezas en Hostel Life is Good = 70 nio

Alquiler de quad + pinchazo = 1400 nio

Cena = 330 nio

Alojamiento en Hostal Siero = 420 nio

Totales = 2.890 nio = 79 eur aprox


Anuncios

2018.10.29… Ometepe, tirados con la moto de noche

Amanecemos y está lloviendo bastante, ¡qué pena! Bajamos al desayuno…


Y luego holgazaneamos en la habitación mientras esperamos que escampe.


Sobre las 11 empieza a parar y sobre las 12 nos movemos… ¡ha dejado de llover! Bajamos hacia el Papagayo Hostel a alquilar la moto, que nos sale mejor de precio que en nuestro hotel, y de camino pasamos por una tienda de las de pacas a que Katz mire a ver si encuentra algún pantalón corto. Tienen un par de bañadores de su talla, pero no los compra a la espera de si vemos algún otro por ahí.

Nos traen la moto y los cascos, y ya motorizados pasamos por el supermercado Palí a por una botella de agua. Con esto, comenzamos con nuestra vuelta a la isla, o al menos a la parte de la isla que rodea el Volcán Concepción, ya que como vamos tan tarde no nos va a dar tiempo a mucho más.

Poco después de salir de Moyogalpa, vemos un cartel de entrada al Volcán Concepción y lo seguimos por cotillear. Ahí vemos un montón de pájaros de color azul con cresta muy chulos, que un chico que pasa por ahí nos dice que son urracas.

Este mismo chico nos dice que cuando puede trabaja de guía subiendo al volcán, y que si queremos subir nos lo deja en 10 usd por persona. Al pedirle un teléfono donde poder contactar con él, nos dice dónde vive, que la verdad es ahí al lado, y quedamos en que si queremos subir pasaremos por aquí a avisarle.

Seguimos el trayecto en moto, a 0 km / hora y sin consumo de gasolina según ella… ¡no funciona nada! Pasamos camiones pequeños que hacen la recogida de plátanos, motos que nos pasan, bicis, vacas orejotas…






Paramos en Altagracia, que en realidad tiene muy poco de turístico, son 2 calles donde no vemos turistas. Entramos a una tienda de ropa de pacas, y Katz se compra 2 pantalones, además en la plaza compramos 2 bolsitas de tajadas por si acaso.

Seguimos la ruta, la siguiente parada es en la Playa Santo Domingo, que ahora está un poco comida por la marea. Hay unas vistas chulas del Maderas desde acá. Katz incluso se mete en el agua.



Siguiente parada, un “view point” que marca Maps.me, que nos lleva a una carretera privada por donde entramos a pesar de los ladridos de un perro. Damos un paseo por allí intentando buscar el mirador, pero no lo encontramos. Quizás en otra época del año se pueda cruzar una plantación que hay, pero ahora está muy crecido y no podemos, y nos marca que está por ahí.

Así que volvemos a la moto, y paramos en otro punto que indica miradores: el hotel Zopilote. La subida es muy chula, por un camino verde con flores.


El hotel es un tipo ecolodge, con cabañas, y tiene dos miradores a los que hay que subir por unas escaleras que dan miedo. Yo me quedo abajo, Katz es el que sube y dice que tampoco es muy allá.




El tiempo se nos echa encima y queremos ir a ver el atardecer a la Punta Jesús María, pero al final llegamos cuando ya ha anochecido. Aún así entramos, por el camino de entrada un montón de luciérnagas, y echamos un ojo para saber ya dónde regresar mañana a tiro hecho. Ahora ya no hay nadie, todo cerrado.

Así que salimos directos a avisar al chaval de que mañana intentaremos subir el Concepción, cruzamos Mogoyalpa y aunque así de noche nos cuesta centrarnos, encontramos su casa rápido y quedamos con él en estar mañana a las 04.45 en la parada del bus junto a nuestro hostel.

Con esto ya hecho, nos vamos hacia el pueblo con la idea en nuestra cabeza de pasar por la gasolinera, y luego devolver la moto e ir al super a comprar provisiones para la subida de mañana, además cena, ducha…

Todo esto da igual, cuando una vez en la carretera y ya pasada la pista del aeropuerto, la moto se para… ¿perdón? ¿Qué pasa aquí? ¿Será que nos hemos quedado sin gasolina? No tenemos forma de saberlo, ya que no lo marca, y encima aún queda una buena caminata.

Un señor desde una casa nos dice que sigamos, que es casi todo cuesta abajo hasta el pueblo… así que nos montamos, y de noche cerrada y sin luces, con la linterna del móvil iluminando la carretera, echamos a rodar… da un poco yuyu, inercia pura, hasta que se para.

No sabemos bien qué hacer, cuando vemos que estamos junto a un hostel y Katz entra a preguntarles si tienen gasolina que nos puedan vender. Tenemos suerte, los dueños del hostel son una pareja eslovaca, y mientras Katz se va con él a buscar gasolina al pueblo, yo me quedo dentro charlando con Bárbara.

El hostel da muy buen rollo, y parece que está bien, se llama Life is Good. Cuando Katz vuelve y echa la gasolina, a la moto le cuesta arrancar, pero al final lo consigue y nos volvemos rápido al pueblo antes de que se vuelva a parar, por si no es un problema de gasolina que no lo tenemos muy claro…

Llenamos el tanque en la gasolinera, y la devolvemos. Luego pasamos por el super, donde compramos más de lo que deberíamos, y después de dejarlo en la habitación vamos a un restaurante que he visto y que pone quesadillas, burritos y cosas así…

Yo pido una quesadilla de vegetales al pesto, y Katz un burrito vegetal. Está buenísimo. Luego pasamos por el restaurante de ayer y pedimos una porción de pizza para llevar.

Y con este intenso final de día nos vamos a dormir pronto, que mañana hay que madrugar y andar.

 


Gastos del día para 2 personas:

Alquiler moto 1 día = 320 nio

Supermercado día = 343 nio

2 pantalones Katz = 250 nio

2 bolsitas de tajadas = 10 nio

Gasolina = 120 nio

Cena = 260 nio

Porción de pizza = 40 nio

Alojamiento Hospedaje Siero = 430 nio

Totales = 1.755 nio = 49 eur aprox


2015.11.27… Conociendo Aswan

Nos levantamos y como aún es muy pronto vamos a dar una vuelta por el lago que hay cerca del hotel, que nos han dicho que hay cocodrilos. No tenemos suerte, no los vemos.

Vamos a comprar agua donde el de la tienda de ayer que era muy majo, pero aún está cerrado. En realidad hay muy poco abierto, así que compramos agua en la única tienda que encontramos abierta, además de unas patatas. Como le dejamos un par de liras de propina, nos regala un paquetito de 4 bolas de colores que son chicles (en realidad nos quería dar dos, pero sólo cogimos uno).

De aquí al hotel, como hoy no vemos niños tiramos unos bolis por la puerta del cole. Llegamos al hotel y mientras Goma nos prepara el desayuno, dejamos las mochilas organizadas.

Os presentamos a Goma.0520-katz-y-goma-htl-eskaleh-abu-simbel

De desayuno, unos panes con mantequilla y mermelada y dos tortillas francesas para Katz, porque sólo están hechas por uno de los lados y a mi no me gustan así. Poco más tenemos que esperar y ya está ahí el minibus.

Pasamos por los templos a recoger al resto de compis de minibús, pero nos toca sentarnos atrás del todo, bastante calor. Cada coche por su lado, no como a la ida que iban todos en grupo con el “convoy”.

Llegamos a Aswan y nos deja en el muelle, nos dice la entrada por la que está nuestro barco. Bajamos, cruzamos la rampa y entramos. Katz me pregunta que qué me parece, le digo que cutre, que me lo esperaba mejor. Entonces nos dicen que tenemos que cruzarlo, que el nuestro es el siguiente. Entramos y esto ya es otra cosa, tiene muy buena pinta. El barco es el Radamis II.

Se presenta Hassan, nuestro guía para estos días. Dejamos las mochilas para que las lleven a la habitación mientras en el bar Hassan nos explica el planning de los próximos días en el barco. Bebida de bienvenida como de manzana. Nos dice que seremos tres en las excursiones, nosotros y Eugenia, una sevillana prima de Miriam Seco. Ésta es una arqueóloga que curra en Luxor y que a Katz le suena, a mi de nada. Le comentamos a Hassan que tenemos carnet de estudiante, y nos dice que nos devuelve la diferencia del precio de las entradas… ¡Genial!!!

Quedamos a las 3 en recepción para la primera excursión incluida, pero antes nos da tiempo a comer (yo pescado por fin) y a descansar un rato. A las 3 en recepción con Hassan, Eugenia no aparece. Hassan la llama pero no coge el tlf, la va a avisar a la habitación: se ha quedado dormida. Llega Eugenia, nos presentamos y salimos a la excursión de la faluca.

Nos montamos los cuatro solos en una, Eugenia se va a sentar en un banco que hay en medio pero cuando aún no tenía todo el culo apoyado uno de los barqueros le dice que ahí no, que en otro lado. A mitad de camino, el barquero quita la manta que cubría este banco y es que tenían collares, pulseras, figuras, etc, no compramos nada, me da pena. Un niño se acerca en una tabla de surf, al oírnos hablar en castellano empieza a cantar la Macarena y el Porrompompero para ganarse alguna libra, tiene unos ojazos impresionantes, al ver que no le hacemos caso se va rápido.

0522. Faluca, Aswan

Acabamos el paseo y se supone que por hoy no hay más excursiones. Le consultamos a Hassan por el espectáculo de luz y sonido de Philae, pero se hace un poco el loco.

Preguntamos a Eugenia si quiere ir (por lo de compartir gastos jeje) y dice que ella se va al barco. Así que, los dos solos decidimos empezar a andar por el paseo de la cornisa junto al Nilo, aunque no sabemos por dónde está el Templo ni si está cerca o lejos.

Pasamos por algunos árboles llenos de pájaros que en cuanto Katz aplaude paran de piar. Llegamos al Museo Nubio y lo rodeamos. Desde aquí, en lo que parece una antigua cantera, hay vistas sobre un cementerio.

0539. Pano, Cementerio de Aswan

Damos la vuelta, pensamos en ir hacia la parada de taxis que hemos visto abajo en el paseo de la cornisa, pero de camino nos para un chico para ofrecerse como guía del museo nubio. Como era majo, hablamos un poquito con él, ya que habla un poco de inglés, y le decimos que queremos ir a Philae. Su nombre es Abdul, y se ofrece a llevarnos de aquí al Templo en motocicleta por 40 libras ida y vuelta al barco. Aceptamos, aunque yo con mis dudas de si podría la moto con los tres…

Al final es una experiencia super divertida, al principio justo encontramos que ha reventado alguna tubería y tenemos que cruzar un charco en la moto, pasamos por zonas menos turísticas donde nos miran entre alucinados y divertidos, los coches pitan, la gente saluda… en total unos 20 minutos para llegar al templo, donde nos deja quedando con nosotros para recogernos después.

Katz me cuenta que han ido hablando en el trayecto, y que Abdul nos invita a su casa a una bebida de bienvenida al país. ¡Qué majo!

Mientras esperamos a que abran la ventanilla de los tickets, hablamos con unos peques que están por allí para vender cosas varias a los guiris como nosotros. Se nota que se tienen que buscar la vida, son super espabilados. Les damos bolis y unos chicles. En cuanto abren la ventanilla, compramos los tickets y subimos a una barca que nos lleve al templo, que se encuentra en una isla. Según estamos llegando a la isla iluminan el templo ¡Qué bonito!

0541. Templo de Philae iluminado, Aswan

Bajamos y después de un vistazo rápido Katz va al baño, mientras yo me dedico a sacar alguna foto nocturna. Tiene un algo especial este sitio. Katz sale y me llama para ir a la zona principal, donde comienza el espectáculo, y mientras vamos me cuenta que un guarda le ha dicho que no podía estar donde estaba sacando fotos jajajajaaa.

0543. Templo de Philae iluminado, Aswan 0549. Templo de Philae iluminado, Aswan
0556. Templo de Philae iluminado, Aswan

Comienza el espectáculo, va por trozos, primero cuenta la historia general fuera, y después se va entrando en las estancias del templo. Una de ellas es cubierta con las columnas muy chulas, me quedo flipando mirando al techo, y a Katz le pasa lo mismo, que se queda mirando al techo y de repente oigo un ruido muy fuerte a metal a mi derecha y un golpe en mis piernas, miro y es él cayendo, intento poner mis piernas para que no siga cayendo pero es imposible.

0557. Templo de Philae iluminado, Aswan

Vienen unas 5 personas alrededor para ver si está bien… ¡vaya leche! ¡Se ha tropezado con una de las cajas de luz y ha caído con la rodilla derecha! Se levanta riendo, le duele la rodilla pero por suerte nada más grave.

Salimos y vamos a la siguiente parte de la historia, ya sentados. En total unos 45 minutos recorriendo el templo iluminado y precioso.

0561. Pano, Templo de Philae iluminado, Aswan 0564. Templo de Philae iluminado, Aswan

Emprendemos el camino de vuelta, primero barca, luego nos despedimos de los niños, y seguimos andando. Al poco ahí está Abdul con la moto, nos montamos y de camino al barco Katz me dice que sigue insistiendo en invitarnos a su casa a tomar algo.

Paramos en la zona del barco, y mientras hablamos con Abdul un tío que pasa por detrás me toca el culo. Lo digo y Abdul se pone como un loco, quiere ir a por él, pero le decimos que lo deje que es una tontería. Al final, quedamos con él en un bar después de cenar, nos dice que es la tercera calle a la izquierda y junto a un café con un letrero en árabe y una tienda de ¿zumos? O eso conseguimos entender, con ese inglés suyo jeje.

Conseguimos que no nos espere mientras cenamos en el barco, que era lo que él quería hacer. Llegamos justos al restaurante del barco y cenamos rápido, vamos al camarote a revisar la mochila y nos vamos en busca de Abdul.

Más de una hora después, habiendo preguntado a varias personas y hablar con personas de diferentes tiendas, de caminar entre tiendas y puestos y calles que no veían un turista desde hacía mucho tiempo (si es que alguna vez lo han visto), desistimos y empezamos el camino de vuelta al barco. Un poco tristes por no haberlo encontrado.

Paramos de nuevo con un señor de un puesto, que nos había estado contando antes que la situación en Egipto era ahora muy mala, sin trabajo y sin turistas, y ahí que estamos 15 minutos de charla que incorpora a nuestro diccionario la palabra “trajabar”. Estamos despidiéndonos de él, cuando oigo una moto a mi lado… ¡es Abdul! ¡Por fin, qué alegría! Nos montamos a la moto y nos lleva hasta la tienda de jugos de su amigo… ¡habíamos estado al lado! Nos presenta a sus amigos y nos invita a unos jugos de caña de azúcar, que nos dice que son buenos para ir al baño.

Después nos enseña la casa de sus padres, que quiere convertir en hotel, y ya nos vamos andando al barco. Gracias a Abdul, ha sido una tarde-noche muy interesante.

0569. Katz, Abdul y Saioa, Aswan

2017.11.30… Norte de Phu Quoc

Despertamos antes de las 8, nos levantamos, desayunamos galletas, y cogemos moto. Hoy vamos al noroeste, es lo que nos queda de ver. Vuelvo a alucinar de la cantidad de motos y cómo se mueven (y eso que esto no es nada comparado con Hanoi creo…). Katz parece haber conducido aquí siempre jeje

Conecto el móvil, y seguimos la ruta que nos marca. Se ven muchas extensiones de terreno en construcción, con la imagen de la maqueta en la que se ven grandes edificios. Una lástima. No hay forma de acceder a la playa porque toda la primera línea está en obras.

Pasamos junto a una pagoda y paramos. Su nombre es Đình Nguyễn Trung Trực Pagoda.

0131. Pano, Pagoda Dinh Nguyen Trung Truc, Noreste de Phu Quoc 0132. Pagoda Dinh Nguyen Trung Truc, Noreste de Phu Quoc
0133. Saioa, Pagoda Dinh Nguyen Trung Truc, Noreste de Phu Quoc

Y como siempre, nos entretenemos… esta vez con las flores de loto y las gotas de agua.

0136. Flor de loto, Pagoda Dinh Nguyen Trung Truc, Noreste de Phu Quoc
0138. Flor de loto, Pagoda Dinh Nguyen Trung Truc, Noreste de Phu Quoc
0139. Hoja de Flor de loto, Pagoda Dinh Nguyen Trung Truc, Noreste de Phu Quoc

Llegamos a la playa que queríamos, pero no hay playa. Seguimos y nos metemos en hoteles también en construcción. En uno nos ofrecen si queremos tomar algo, y se ven las habitaciones que están construidas y perfectas. Su playa está chula… pero las zonas comunes del hotel como los alrededores de la piscina están hasta arriba de mierda. Visto que no podemos hacer snorkel, moto de vuelta al hotel.

0141. Playa Muy Ganh Dau, Noreste de Phu Quoc

Antes hacemos una parada en una playa pequeñaja que vemos, pero hay mucho mosquito y tampoco apetece bañarse.

0145. Tienda, Ganh Dau, Noreste de Phu Quoc 0148. Playa de Bai bien Ganh Dau, Noreste de Phu Quoc

Son muy curiosas las barcas que se tienen hechas, de corcho y con silla de plástico para sentarse…

0149. Playa de Bai bien Ganh Dau, Noreste de Phu Quoc 0152. Libélula, Playa de Bai bien Ganh Dau, Noreste de Phu Quoc

De camino vemos un puesto que hace bocatas y tienen buena pinta, cogemos 2 de cerdo. Katz se acuerda de decirles que no echen cilantro, ¡menos mal!

0154. Saioa, Puesto de comida, Noreste de Phu Quoc

Tomamos la entrada del parque de Vinpark Safari, a ver si por la entrada se ve algún animal, pero nada. En una de las sombras nos comemos el bocata, está muy rico.

0155. Bocata del Puesto de comida, Noreste de Phu Quoc
0156. Katz, Duong Dong, Phu Quoc0161. Duong Dong, Phu Quoc

De vuelta en el hotel organizamos maleta y pedimos a Queen el taxi al aeropuerto. Llega al poco y nos despedimos de todos. Se tarda muy poco, en apenas 15 min con parada incluida a comprar una botella de agua estamos ya en el aeropuerto.

Cogemos las tarjetas de embarque, aunque las mochilas pesan más de 10 kilos nos dejan llevarlas de equipaje de mano. Y volvemos a reencontrarnos con nuestros orígenes XD

0163. Katz, Mostrador Vasco, Aeropuerto de Phu Quoc 0164. Katz, Mostrador Vasco, Aeropuerto de Phu Quoc

Apenas tocamos asiento en la sala de espera, empiezan a hacer cola. Me pongo y entramos rápido al bus. Cuando el bus para junto al avión salimos rápido para coger sitio para las mochilas, vamos a entrar por la puerta de atrás pero como nuestra fila es la 12 no nos dejan y toca ir a la de delante. Es salida de emergencia, tiene muchísimo hueco.

Vuelo tranquilo, dormimos un ratito jeje. A la llegada a Hanoi cuando bajamos hay unas pequeñas turbulencias.

Salimos del aeropuerto, miramos nuestras notas y vamos hacia la parada del bus que tenemos apuntado… hasta que oímos a una señora decir que un bus lleva al centro por 30.000 dongs. Decidimos ir en ese. Vamos y preguntamos al conductor, pero ni nos entiende ni lo intenta. Al final una de las pasajeras nos ayuda y dice qué parada nos va mejor, y va a avisar al conductor para que nos avise al llegar. Muy maja, se porta genial.

Cuando llevamos ya un rato por la ciudad y todo nos parece el centro, miro en la aplicación Maps.me a ver por dónde vamos y queda un rato. Cuando estamos cerca de la parada que nos ha dicho la chica, estamos pendientes, pero el conductor no dice nada. Y sigue y sigue alejándose. Unos se bajan y Katz va a preguntarle al conductor, le dice como que no. Resultado: nos deja en la parada final, bastante más lejos de donde tenía que habernos dejado.

Paciencia. Mochilas al hombro y a andar. Se ve bastante vida en la ciudad. Unos 40 min después llegamos a la zona del Old Quarter, y entramos en todo hotel que vemos preguntando disponibilidad y precio. Al final nos quedamos en el Little Hanoi Diamond Hotel, que sale 450 dongs la noche, y nos dan una habitación superior jeje…. ¡Eso sí, en la sexta planta sin ascensor!

0168. Hotel Little Hanoi Diamond, Hanoi

Subimos y dejamos todo… ¡directos a buscar cena! Katz es el más afortunado, le apetece bocata y al poco de empezar a andar vemos pintxos de cerdo. Se coge 2 entre pan y pan. Luego nos metemos de lleno en la zona de bares y restaurantes.

De aperitivo una patata con picante. Y aquí hago yo mi mala elección, me apetecen noodles y entramos en el que elijo. Yo pido noodles con marisco (gambas y calamares) y vegetales, Katz con vegetales. Pero está muy soso, los vegetales hervidos, ni un refrito ni nada. Eso sí, platazo. Con eso y 2 cervezas cenamos.

0167. Katz, Cerveza típica, Hanoi

Ahora toca buscar agencia. Miramos varias por el crucero de Halong Bay para comparar.

Y luego un zumo de pomelo, y al hotel a dormir… o a buscar info por Internet, ya que yo a las 12 me duermo pero Katz continúa informándose sobre los diferentes barcos y rutas en Halong Bay…

 


Gastos del día para 2 personas:

2 Bánh Mì de cerdo = 40.000 vnd

Botella de agua = 10.000 vnd

Alquiler de moto = 150.000 vnd

Taxi hotel – aeropuerto = 110.000 vnd

Bus aeropuerto – centro Hanoi = 60.000 vnd

Bocata de 2 pintxos morunos = 20.000 vnd

Patata frita = 20.000 vnd

Cena + 2 cervezas = 90.000 vnd

Zumo de pomelo = 20.000 vnd

Alojamiento = 450.000 vnd

Totales = 970.000 vnd = aprox 35 eur


 

2017.11.29… En moto por Phu Quoc

Hemos dormido un montón, no nos habíamos puesto alarma y lo hemos aprovechado. Desayuno de galletas y vamos a preguntar a Queen por la moto. Nos saca 2 cascos con pegatinas de Apple y Gucci y nos enseña una moto. Katz no sabe conducirla porque es de marchas, le pide una automática. Nos la trae y marchamos rápido. Impacta la cantidad de motos, coches, taxis y camiones además de peatones con los que hay que lidiar, adelantar y esquivar.

No ponemos el GPS y vamos un poco a nuestra bola, por donde creemos que es. Vemos el famoso “Night Market” de Duong Dong, obviamente cerrado ahora.

Cuando ponemos el GPS nos damos cuenta de que nos hemos desviado y estamos llegando al noreste (nuestra idea era ir al noroeste jeje). Así que ya seguimos por aquí. Ponemos que nos lleve a una playa que se ve en el mapa y que parece estar cerca… ¡y nos marca hora y media! Al principio vamos bien porque están haciendo la carretera nueva, pero luego hay que tomar un desvío… con carretera de tierra y unos hoyos con agua… los primeros los pasamos bien (echando antes un palo encima a ver si cubre jeje). Hay uno que debe de tener todo piedras debajo del agua, pasamos botando. Al siguiente lo dejamos. Está toda la carretera igual. Al cruzar el charco de las piedras Katz lo hace por otro sitio para evitarlas… pero aquí cubre el agua más, ¡y nos mojamos un poco las zapatillas!

Al final nos dirigimos a la playa más conocida de aquí. Pasamos un pueblo y paramos en un mecánico para que nos apriete el tornillo del retrovisor, que está flojo. No nos cobra nada, vamos hacia el centro del pueblo y le compramos un refresco, pero no lo acepta sonriendo.

En la playa no hay arena, y la mar está muy movida. Así que decidimos bajar a Sao Beach que yo tengo fichada, he leído que está bien. De camino una parada a picar un bocata.

0111. Katz, comiendo Banh Mi, Phu Quoc

El trayecto desde el norte al  Sao Beach por la costa este está bastante mal. De tierra y con baches, tardamos bastante en hacerlo. Además, nos pasamos la salida a Sao Beach, así que ya que estamos seguimos la carretera hasta el final.

0112. Pano, Martyrs Monumento Phu Quoc Prison, Phu Quoc 0113. Pano, Puerto en el sur de la isla, Phu Quoc

Aprovechamos a comprar unos lichis…

0114. Saioa, Comprando lichis, Puerto en el sur de la isla, Phu Quoc

Cuando llegamos a la playa Sao Beach está bien, la arena fina y casi blanca. Eso si, no es una playa “deshabitada” como parece en las fotos… hay varios restaurantes para poder tomar algo. Y tiene bastante basura, probablemente que trae el agua.

0115. Pano, Sao Beach, Phu Quoc

Como empieza a llover, volvemos a Long Beach. Eso si, haciendo pequeñas paradas como esta, de un río con sus casas y sus barcos multicolor. Y otra a comprar en la salida de un cole algodón de azúcar… mmmmm

0118. Pano, Phu Quoc 0119. Katz y Saioa, Phu Quoc

Paramos y nos metemos al agua en Long Beach, que es supertranquila. Estamos aquí hasta que oscurece. Yo me quedo helada, pero quiero ver si hay… ¡y si!!!! Cuando oscurece conseguimos verlo, está muy chulo… ¡el plancton luminiscente!!!

Después de una buena ducha, vamos a cenar donde siempre. Hoy noodles con vegetales para mi y arroz frito con vegetales para Katz. Aparte patatas y patatas con pollo. Muy muy muy rico.

De vuelta pasamos por los masajes pero hasta dentro de un rato no tienen sitio.

Así que… ¡directos al karaoke!!!!! Katz canta 4 canciones acompañadas de una cerveza, en su última entran 2 tíos pesados un poco borrachos ya, se empeñan en sacarme a bailar…

A todas estas ya casi ha pasado una hora, volvemos a los masajes y ahora tienen sitio. Pero les pedimos un poco diferente al de ayer: Katz más de hombros y yo más de espalda. Salimos encantados. Katz sobre todo.

Vamos al hotel, y a dormir.

 


Gastos del día para 2 personas:

Galletas en el supermercado = 17.000 vnd

2 bocatas en puesto callejero = 40.000 vnd

Lichis = 10.000 vnd

Algodón de azúcar = 10.000 vnd

Cena = 170.000 vnd

kit-kat en supermercado = 17.000 vnd

Cerveza en karaoke = 40.000 vnd

Masaje = 250.000 vnd

Alojamiento = 350.000 vnd

Totales = 904.000 vnd = aprox 33 eur