2017.07.31… Marrakech, los últimos coletazos antes de emprender la vuelta a casa

Salimos de Bilbao a el Marrakech más turístico…

La noche no ha sido muy buena… hemos pasado muuuuucho calor. Tanto que yo me ducho con agua casi fría jeje

Usamos el wifi para echar un vistazo a cosas que se pueden ver en Marrakech, y decidimos que nuestra primera visita serán las Tumbas Saadíes.

Pero… antes de la primera visita, buscamos algo para echar al estómago, y paramos en una pastelería donde cogemos dos napolitanas de chocolate que están impresionantes. Las mejores del viaje. Yo además de pido un crepe de nutella, pero este es con diferencia el peor del viaje.

Seguimos adelante, y pasamos por un barecito. Esta zona es ya poco turística por no decir nada. Aquí pedimos otra tortilla, que es el último día. Debo decir que son las mejores del viaje también. (desayuno dulce + salado = 4,80 €)

711. Desayuno de tortilla bereber, Marrakech

Las Tumbas Saadíes son muy pequeñas, se ven muy rápido (2 €).

728. Tumbas saadíes, Marrakech
712. Katz, Tumbas saadíes, Marrakech
715. Tumbas saadíes, Marrakech 724. Tumbas saadíes, Marrakech
726. Pano, Tumbas saadíes, Marrakech

Salimos y vamos hacia el centro, pero por el camino vemos un mercadillo y entramos a curiosear. Tienen ropa que creemos que es de segunda mano suuuper barata. Y limpia. Pero no encontramos nada, así que vamos hacia la Mezquita Koutoubia, la gemela a La Giralda de Sevilla.

731. Katz y Saioa, Mezquita Koutoubia, Marrakech
732. Mezquita Koutoubia, Marrakech

Siguiente visita, la Madraza de Ben Youssef (2 €). La madraza está chula, sí que merece la pena, pero el calor y que tenemos un vuelo que coger hace que no estemos mucho allí.

734. Madraza de Ben Youssef, Marrakech
736. Katz y Saioa, Madraza de Ben Youssef, Marrakech 748. Pano, Madraza de Ben Youssef, Marrakech

Un zumo en la plaza de Yamma el Fna (1,40 €), un helado (4,40 €)… y al hotel. Preguntamos en el hotel y nos dice de dónde sale el bus al aeropuerto, pero también nos dice que hay otro que nos deja cerca, y es que el bus directo al aeropuerto sale muchísimo más caro… ¡y necesitaríamos cambiar dinero!!!

Cogemos todo, y vamos a un restaurante cercano. Pedimos para llevar dos bocatas (3,50 €). Con ellos en una bolsa, vamos a la parada del bus, que tarda un poco en llegar. Cuando subimos le digo al conductor si nos puede avisar en la parada cercana al aeropuerto y sonríe (0,80 €). Vamos hacia atrás. El autobús circula por una gran avenida, y me entretengo mirando por la ventana a señoras con burka en moto, camellos para las fotos de los turistas, la gente andando, barrendero con una escoba un poco rústica hecha de palos y ramas…

El conductor nos avisa, ésta es nuestra parada. Le damos las gracias y bajamos, se ve la terminal al final de la calle, pensábamos que nos iba a dejar más lejos. En poco más de 5 minutos estamos entrando en la terminal, donde nos sentamos al fresco.

754. Katz y Saioa, Marrakech

Veo que hay unos papeles que hay que rellenar, así que lo hago y luego comemos los bocatas. Ya están un poco blandengues, pero da igual jeje. Katz sale a fumar y yo me quedo al fresco del aire acondicionado, cuando oigo a una chica que se viene quejando, luego oigo también a un grupo que hay detrás quejándose también…

Cuando viene Katz le digo que voy a preguntarles, porque algo pasa. Pregunta él al de seguridad y le dice que tenemos que pasar por el mostrador de Ryanair ya que tienen que poner un sello en las tarjetas de embarque para poder pasar al control policial.

Así que vamos hacia los mostradores, que están al otro lado del aeropuerto y donde hay ya bastante cola. Casualidad delante nuestro está la chica con la que iremos a Bilbao en el coche vía BlaBlaCar.

Una vez con este trámite, pasamos el control policial. A los chicos estos de Bilbao les paran, y ellos no entienden nada de inglés. Les digo que les está preguntando por unas pinzas que llevan en la maleta, ellos le enseñan al poli la cachimba que se han comprado y les quita las pinzas. A Katz le hacen sacar la linterna, pero pasa sin problema.

Volamos separados de nuevo hasta Madrid, donde nos juntamos con estos chicos y cogemos el coche.

El viaje hasta Bilbao es cansado, ya es de noche y ellos van detrás dormidos, así que hablamos bajito. Llegamos a casa a la 1 de la mañana, con ganas ya de ver las fotos y del siguiente viaje…

Anuncios

2017.07.30… Ksar Ait Ben Haddou y Marrakech, de un amanecer de película a una bulliciosa Marrakech

Salimos de Bilbao madruga hoy para ver el amanecer en el Kasbah, y luego pasar a la frenética Marrakech.

 

Me despierto por la noche, estoy sudando un montón, hace un calor horrible. No puede ser, porque veo que tenemos el aire acondicionado encendido… al rato me levanto a coger el mando que tiene Katz en su mesilla. Lo miro. Tenemos el aire puesto… ¡a 30º!!!
Lo bajo a 18 para que refresque rápido, con intención de subirlo en un par de minutos para no congelarnos… Pero se queda en intención, porque me quedo dormida al momento. Cuando nos despertamos estamos con frío, tapados y con la nariz taponada jajaaa

Nos levantamos rápido y vamos a ver salir el sol a un montecito de enfrente del kasbah. Cuando llegamos ya hay allí un señor. Nos sentamos y vamos viendo cómo amanece, cómo empieza a salir la gente para currar… Las luces son preciosas. Un perrillo nos ha acompañado allí arriba.

567. Katz y Saioa, Amanecer, Kasbah Ait Ben Haddou 569. Amanecer, Kasbah Ait Ben Haddou
577. Pano, Amanecer, Kasbah Ait Ben Haddou

Como los montecillos tienen unos colores tan chulos, decidimos dar la vuelta a la kasbah desde ellos. En el camino encontramos un cementerio, con loza rota y tirada en cada tumba. Imaginamos que será por algún rito, pero no tenemos mucha idea. El perro nos sigue acompañando en esta ruta.

595. Pano, Rodeando el Kasbah Ait Ben Haddou
598. Rodeando el Kasbah Ait Ben Haddou 606. Katz y Saioa en sombras, Rodeando el Kasbah Ait Ben Haddou
612. Rodeando el Kasbah Ait Ben Haddou 618. Katz, Pano, Cementerio, Rodeando el Kasbah Ait Ben Haddou
621. Pano, Rodeando el Kasbah Ait Ben Haddou 625. Cementerio, Rodeando el Kasbah Ait Ben Haddou
632. Rodeando el Kasbah Ait Ben Haddou 633. Saioa, Pano, Rodeando el Kasbah Ait Ben Haddou

Damos la vuelta completa al kasbah. Nos encontramos con un enorme grillo…

635. Grillo, Kasbah Ait Ben Haddou 639. Grillo, Kasbah Ait Ben Haddou

Nos despedimos ya de este sitio tan especial…

645. Pano, Kasbah Ait Ben Haddou 649. Kasbah Ait Ben Haddou
655. Pano, Kasbah Ait Ben Haddou

Y vamos al hotel, donde cogemos mochilas, y después de liquidar nuestras deudas, salimos a la carretera a ver si pasa algún taxi. Lo primero que nos para es un coche con la trasera descubierta, y donde montamos junto a dos señores que ya están arriba (2 €). Dirección: el pueblo de Tabourahte, donde pasan los buses hacia Marrakech, ya que así no tenemos necesidad de ir hasta Ouarzazate.

Al bajarnos del coche, se nos acerca un chico a ofrecernos taxi, le decimos que no. Vamos hacia la carretera donde se supone que pasan los buses, donde un chico empieza a hablar con nosotros y a ofrecernos los servicios de taxi. Le decimos que no, que muy caro, pero la verdad es que nos da un precio bastante bueno, no mucho más caro que el bus y al ir en coche llegamos antes… así que aceptamos (20 €). Nos acercamos a una tienda a coger un zumo para desayunar, y volvemos donde el chico… hay ya un taxi esperándonos… ¡el conductor es el primer chico que nos ha ofrecido ir! Jeje

Montamos, tenemos el asiento de atrás para nosotros solos. Poco más adelante el chico para en un edificio que nos dice que es la policía, y es que tiene que presentar papeles para poder ir a Marrakech.

Del camino en taxi poco puedo decir, ya que duermo a ratos, y otros mucho voy con los ojos cerrados para no marearme. Ha subido y bajado alguna persona a lo largo del viaje, pero en ningún momento se ha hecho incómodo. Hemos pasado curvas, pueblos, animales, kasbahs… Las fotos de Katz tienen una pinta increíble, así que imagino que el camino ha sido muy chulo jeje. Desde luego el trayecto en que yo he ido despierta y con los ojos abiertos era digno de ver, con unas montañas enormes que no te imaginas en mitad de Marruecos.

661. Camino de Tabourahte a Marrakech
663. Camino de Tabourahte a Marrakech 664. Camino de Tabourahte a Marrakech
667. Pano, Camino de Tabourahte a Marrakech 676. Camino de Tabourahte a Marrakech
681. Camino de Tabourahte a Marrakech

El taxi nos deja en Marrakech en una avenida enorme, con mucho tráfico. Según bajamos se nos acerca un chaval y un hombre que imaginamos es su padre, no nos dejan ni hablar. Nos quieren vender el taxi hasta el centro, pero nosotros de momento no lo queremos. Eso si, hace muchísimo calor, agobiante, así que con las mochilas a cuestas no podemos andar mucho…

Cogemos un camino sin rumbo fijo, nos damos con la estación de buses. Hay una parada de autobuses con una marquesina, en la que aparece un mapa enorme de la ciudad, e intentamos ubicarnos. Justo entonces llega un chico y nos ofrece taxi al centro, pero cuando íbamos a aceptar porque sino no sabíamos cómo llegar, una chica que espera en la parada del bus, vestida completamente de negro con la cara descubierta, me dice el número del bus que nos deja en el centro, que casualidad llega. Así que diciéndoselo también a una familia de asiáticos, subimos todos (0,50 €).

No tardamos mucho, y el viaje está entretenido porque vas viendo las diferentes zonas de la ciudad. Nos deja súper céntricos, y como Katz ya conoce Marrakech nos vamos directos a las calles principales.

Primero, a un banco a sacar dinero, que nos queda ya muy poco. Entramos en los cajeros, y no funciona. El vigilante nos dice que en la casa de cambio que hay un pelín más adelante hacen mejor cambio, así que vamos allí. Cambiamos 50 eur, y salimos directamente a la calle trasera.

De ahí empezamos a entrar en cada hotel que vemos, sin mucha suerte. Los baratos están un poco mal, y los caros… ¡pues son caros! Jajajajaaaa Después de entrar, preguntar, y ver unos cuantos, damos a una zona que no parece tan turística. Entramos a un hotel que parece muy local, y pensando que nos van a decir que no tienen disponible, nos dan un zasca… sí tienen habitaciones, nos dicen el precio (14 €) y son baratas, subimos a verlas y están genial… ¡Aquí nos quedamos! ¡Esto nos pasa por mal pensados!

Nos damos una ducha fresca y nos ponemos la ropa más ligera que tenemos. Este calor no se puede soportar. Ahora toca comer, que no hemos desayunado apenas. Según veníamos, aparte de mirar hoteles, yo me he quedado con algún restaurante que parecía muy de aquí, poco turístico y poco caro, así que vamos hacia allí.

Katz pide chuletillas de cordero, yo tajín de verduras sin magnus (no lo entienden, pero sí entienden alérgica jeje). Las dos cosas acompañadas de unas patatas fritas (7,50 €).

Llegan las chuletillas de Katz, las prueba y dice que están muy ricas, aunque son pocas.

688. Katz, Comiendo chuletillas, Marrakech

Llega mi tajín y según lo veo pienso que mi elección no ha sido la acertada.

689. Saioa, Tagine de verduras, Marrakech

No tiene muy buena pinta. Pero según lo pruebo… ¡está muy rico!!! ¡Acierto total!

Ahora a la plaza Jamaa el Fna, la plaza principal de la ciudad. Pero… nos encontramos con estos helados… ¡cómo vamos a decir que no! Jeje (0,40 €)

690. Saioa, helados, Marrakech

Una vez en la plaza, directos a ver las serpientes por allí (5 €). Primero se pone Katz, coge una y le saco alguna foto. Cuando me pongo yo, la puñetera serpiente se mosquea con otra que hay abajo y se lanzan la una a por al otra. Me acojonan un poco. El señor me ve y me dice que coja con suavidad a la serpiente… ¡ya claro!

693. Katz con las serpientes, Marrakech 699. Saioa con las serpientes, Marrakech

Después, al zoco. Con un zumo de naranja que el calor se lleva mejor (0,40 €)… Pasamos por infinidad de calles, de tiendas, de gente. Intentamos perdernos un poco por estas calles a la sombra, pero cuando la gente nos ve nos señala la dirección de la plaza principal y nos manda para allí, o para el barrio de los curtidores, extrañados de que estemos paseando por esas calles. Llega un momento en que agobia un poco, pero al final conseguimos andar por calles donde la gente no nos dice nada.

Volviendo de nuevo hacia la plaza central, paramos en una tienda donde tienen bolsos de piel, que dice que no tiene lo que quiero pero nos lleva a otra tienda. Nos tiramos ahí sin quererlo como media hora regateando, lo paso hasta mal. El chico parece mosqueado por el precio que le decimos finalmente, pero según cerramos el trato, saca una sonrisa a relucir. Yo ya tengo mochila nueva, y él dinerito en el bolsillo (18 €).

En este zoco venden de todo, incluso nos paramos en un puesto que tiene unas cosas que nos dice que son larvas de mantas rayas…

Llegando a la plaza un señor nos intenta vender una sesión de hammam, y nos hace acompañarlo al interior para verlo. Nos enseña todas las zonas, y nos explica lo que incluye el circuito.

Descansamos un poco en el hotel, necesitamos refrigerarnos. Otra ducha después, salimos cuando ya ha oscurecido. Para comenzar, una pizza compartida (2 €).

Pasamos por la plaza, donde hay ahora muchísimos puestos de comida, y actuaciones con el público en corro. Mirando los puestos de comida, conocemos a un chico que habla castellano perfecto, nos hace mucha gracia ya que sabe incluso algo de euskera. Nos cuenta que su novia es vasca. Cenamos en el puesto para el que él trabaja, pedimos unas berenjenas y unos pinchos morunos. Las berenjenas se salen. Buenísimas. (6 €)

708. Katz y Saioa, Cenando en Marrakech

Un zumo después (1,40 €), volvemos al hotel despacito. Parándonos en los diferentes corrillos a ver qué hacen y con qué se entretienen.