2020.01.19… en coche por Marruecos

Nos despertamos y levantamos de noche aún, volvemos a ver amanecer desde el balcón del hotel.

Nos sacan el desayuno, tremendo, ¡vaya desayuno!

Y nos despedimos de este sitio al que estamos seguros de que volveremos, hay muchos sitios y rutas interesantes por aquí, y después de esta toma de contacto hay que volver a saborearlo más y mejor.

Cogemos el coche y vemos que tiene un pequeño golpe… no le damos muchas vueltas, no se puede hacer nada.

Y comenzamos la ruta, nuestro destino de hoy es Ouzoud, pero pararemos por el camino y nos desviaremos cuando nos apetezca, tenemos todo el día para llegar.

Empezamos cogiendo a un chaval en Imlil, y a lo largo del día cogemos varias personas y hacemos un tramo del camino con ellos, incluyendo a un señor que lleva una gallina.

Las vistas impresionantes, verdes explanadas de cultivos, olivares, altas montañas que dejamos de fondo…

¡Tenemos tanta suerte que hasta vemos en un lado de la carretera un zorro!

Paramos a almorzar con vistas a un pueblo cualquiera. Y luego comemos en una estación de servicio que encontramos, que se nos hace tarde.

Llegamos a Ouzoud, nuestro hotel está como en las alturas, tapado por un monstruo de hotel que están construyendo y que le ha rodeado quitándole las vistas de las Cascadas. Eso no quita para que el hotel esté genial, también con baño privado. Y a dos minutos andando, un mirador hacia las Cascadas.

Salimos a visitar la cascada y menos de 3 minutos después estamos entrando de nuevo, ya que llueve un montón. Esperamos un rato dentro del hotel, pero no para y decidimos salir aunque llueva. Nos dejan un paraguas.

Después de contemplar las vistas junto al hotel, cogemos el coche y bajamos al centro de Ouzoud, donde aparcamos cerca del centro y vamos a caminar por los senderos que hay junto a la cascada. Se nota que el sitio es muy turístico, muchos bares y restaurantes, aunque hoy apenas hay turismo por el mal tiempo.

La cascada cae con fuerza, el agua marrón de las lluvias. Sólo rodeamos los senderos que hay por la parte de arriba, y vamos a buscar un sitio donde cenar.

Vemos que en un restaurante tienen cuscús, aunque no es domingo. Así que aquí nos quedamos y nos sacan un pedazo plato que casi no nos acabamos, y eso que tenemos buen saque.

Bajamos hasta la mitad del camino que lleva al pie de la cascada, las tiendas ya están cerrando y está oscureciendo.

Al hotel a descansar para que mañana podamos ver bien la cascada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s