2010.11.29… Un día en la Sierra de Escambray: Topes y Caburní

Casi pierdo el bus en la mañana pero llego a tiempo. Vamos en camión ruso hasta Topes de Collantes, y la carretera parece una montaña rusa, qué paradoja…. el lugar no es de fácil acceso y hay muchas curvas y cuestas, y eso que ahora está pavimentado en su mayoría.

El Paisaje Natural Protegido Topes de Collantes es una inmensa zona protegida dentro del grupo montañoso de la Sierra del Escambray. En 1958 el Ché Guevara tenía su campamento base en Caballete de Casas, un pueblo de la sierra desde el que empezó a operar en la zona del Escambray hasta la batalla de Santa Clara.

Aunque el tour de hoy nos lleva a otro lugar. Primero a conocer el proceso de cultivo del café en la zona, y después por un sendero increíble sierra abajo para terminar en una cascada con poza natural donde darse un baño.

Los compañeros de la excursión son majos y los guías también. Hay un chico de prácticas aprendiendo el recorrido, un vejete canadiense de British Columbia, una alemana y 3 suecos. En la parada para almorzar tenemos un intercambio de ideas interesante con varios cubanos que se quedan asombrados con la cantidad de impuestos, tasas municipales y costes del día a día en Bilbao.

De vuelta en Trinidad estoy un rato conversando con Diego, el dueño de la casa, que quiere poner internet y dice que le sale 80 cuc por 80 horas… además que lo tendría que hacer de trapicheo claro… aprovecho y le acondiciono un poco el ordenador de casa.

Para merendar pizza y papas, que no me cansan, y me encuentro otra vez al pobre hombre del otro día, le doy algo de comer pero está bastante perdido…

Ya de noche, en las ruinas del teatro, me encuentro con los madrileños (que me devuelve los 10 cuc) y la catalana, echamos una horita hablando y me voy a dar un voltio. En cuanto camino por calles menos transitadas me ofrecen chicas a cada paso, es increíble, qué pena todo…

En una esquina me paro a hablar con Luis, un viejo que está borracho. Fue militar en Rusia y Angola, tiene hijos en España y en La Habana pero no sabe ni dónde. Es viudo y dice que es pobre aunque con su casa se conforma. Ahora pinta casas y fue cocinero en Varadero. No le gusta la plaza porque hay mucha gente, apenas sale de su calle. Nos fumamos un cigarrillo y ya.

Le dejo con una sensación de tristeza muy grande pero hay que animarse que toca noche de baile en “La Cueva”.

Con Luis

Justo ahora, mientras escribo estas líneas en la plaza, se me para una viejita a pedirme dinero, es curiosa y amable.

Llega Sonia y se unen Alex y su novia, dos londinenses muy majos a los que no se cómo, les consigo un descuento en la entrada de “La Cueva” poniendo acento cubano… muy divertido… Pasamos un buen rato. Después de unos tragos y unos intentos de baile me retiro, y es la poli la que permite a un taxi de extranjis que nos lleve a casa. A dormir que mañana toca viaje.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s