2020.07.07… Osos y más lagos Plitvice

Nos despertamos y llueve, como ya habíamos visto que esa era la predicción tenemos plan B.

Bajamos a desayunar, da un poco cosa porque de momento somos los únicos clientes, y hay un montón de empleados del hotel: una chica pone los cafés, otra zumos. Una más se encarga de servirte los dulces y otra los salados fríos, más otra los calientes. Un chico trae los cubiertos. En fin, imaginamos que será por el tema del coronavirus para que toquemos lo mínimo posible…

Después del desayuno, organización y al coche. Vamos a una hora y cuarto de aquí, a un centro de voluntariado de recuperación de osos. A medio camino ya se despeja. Vemos un caballo precioso.

Me hace mucha gracia las carreteras en las que anuncian serpentina cuando viene curva. Cuando estamos llegando al centro vemos unos gatines en la carretera, uno de ellos en el otro carril, Katz le coge y le lleva con sus hermanos, a ver si no los atropellan… son muy pequeños, maúllan mucho llamando a la madre.

El centro de recuperación una pasada, tienen osos de zoos, u osos que recogieron o les llevaron muy pequeños. Hay voluntarios y no cobran entrada, venden productos o reciben donaciones.

No quieren que hagamos publicidad de ellos porque empiezan a tener demasiadas visitas.

De vuelta a Plitvice, pasamos por Otocac, una población donde se ven edificios tiroteados.

Volvemos a ir donde el avión abandonado en Željava.

Cuando cogemos el coche para volver a los Lagos, nos para la policía, muy serios y como de una peli, vestidos de paisano y uno con la placa colgada de una cadena y el otro con ella de la hebilla del cinturón. Nos piden documentación del coche y nuestra, y nos hacen abrir el maletero. Imaginamos que al estar a poco más de 2 km de la frontera con Bosnia, será un lugar de tráfico de personas y están controlando.

Vamos a comer a un restaurante, el Bistro Vučnica. Después de pasar por la habitación del hotel, volvemos a los Lagos, a hacer parte de la ruta que aún no hemos hecho. Tardamos más de lo que pensábamos, y perdemos el último barco y el último bus que nos llevan de vuelta a la entrada junto al hotel.

No pasa nada, subimos por una cueva donde vemos murciélagos, y en el camino de arriba (que era el único que no habíamos hecho) vemos un par de miradores preciosos.

El camino por aquí hasta el hotel muy bonito, en pleno bosque y solos. Nos encontramos una babosa enorme. Además, llegamos directamente al hotel.

Vamos al jacuzzi, donde estamos muy poco porque es una mini piscina con un par de chorros.

Y a la habitación a dormir.

_________________________________________________________________________________________________

Gastos del día:

Donación osos = 26 hrk

Comida = 109 hrk

Total gastos = 135 hrk = 18 eur aprox

Total gastos por persona = 9 eur aprox

_________________________________________________________________________________________________

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s