2016.12.11… Koh Tao, nuevo Open Water

Hoy “madrugón”, a las 8 hemos quedado en el barco. Así que desayuno no tan abundante como otros días, moto y al tajo. Hoy se supone que me saco el título de Open Water después de hacer dos inmersiones y un examen…

Hoy consigo no marearme en el barco… ¡bien!!! Las inmersiones geniales, Xavi y yo nos vamos mirando y haciendo señas de que todo va bien cada poco, vamos como muy seguros. Pasamos por algún arco y hacemos parada obligatoria de seguridad. De vuelta al puerto, decidimos hacer el examen seguido, así que vamos hacia la escuela.

Hacemos el examen sentados al sol en los bancos y mesas de fuera, con todos fumando a nuestro alrededor, y poniendo en común nuestros conocimientos… Jose corrige el exámen y… ¡conseguido!!! ¡Ya somos Open Water!

Mañana empiezo el curso de Advanced con Katz, ya tengo ganas la verdad. María pasa de volver a intentarlo y Xavi, como le duelen los oídos, decide dejar este curso para más adelante. Así que seremos Katz y yo solos haciendo el curso con Jose.

Pero de momento hoy tenemos el resto del día libre. Ni me lo creo. Lo primero, a comer algo.

Vemos un mini chuchín que tienen los dueños de un bar cercano.

De aquí a la playa de Mae Had. Katz estuvo el otro día aquí mientras yo daba las clases teóricas. Vio un pecio, y quiere enseñármelo.

Así que un chapuzón haciendo snorkel, y a nuestro hotel, donde vemos por primera vez la playa y la disfrutamos un poco.

Al sol es horrible, no hay quién aguante, así que nos ponemos en unas sillas a la sombra. A nuestro lado hay un árbol lleno de mariposas blancas. Después de vaguear allí intentando echar la siesta y haciendo snorkel, nos damos una buena ducha y nos cambiamos de ropa.

Nos vamos al otro lado de la isla de nuevo, y decidimos ir al masaje primero y después cenar. Hay muchos mosquitos, pero no encontramos el antimosquitos… Creo que nos lo olvidamos ayer en el restaurante. Vamos al mismo local que ayer. Un gustazo de masaje que me da un ladyboy, pero sigo teniendo como números uno a los de Sukhothai y Ayuthaya jeje. Un té para finalizar, y ya listos para seguir con el día.

Pasamos por el restaurante y pedimos de nuevo cena para llevar. Yo sigo con mi pad-thai, y Katz se atreve con mezcla de verduras. De paso preguntamos si han encontrado el antimosquitos… ¡y ahí lo tienen! ¡Estupendo! Compras en el super de nuevo, y montamos en la moto.

En el trayecto en moto al hotel, al dar una curva Katz frena de golpe… ¡en medio de nuestro carril hay una serpiente enorme! Y cuando, montados aún en la moto, nos acercamos un poco más para verla bien… ¡hace el amago de venir hacia nosotros! Así que Katz echa la moto hacia atrás. Nos quedamos mirándola hasta que desaparece.

En el hotel Katz va a avisar de que nos quedamos una noche más… ¡y no hay disponibilidad! Pues mañana pensaremos qué hacer…

En la cama, pequeñas cagadas del geco. Que por cierto, los ruidos que yo creía que eran de un sapo… ¡son suyos!

Cena, y hasta mañana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s