2016.12.09… Koh Tao

Aunque me he despertado a ratos oyendo un sapo, he dormido un montón. Ahora sí estoy descansada. ¡Hoy mi primer día de buceo! ¡Qué ganas!

Desayunamos, café cortesía del hotel, y pan con pepitas de chocolate del super. Está riquísimo. Cogemos recambio de ropa en la mochila, y a la moto. Hoy no volveremos hasta tarde por aquí.

En Pura Vida, clase teórica de nuevo. Katz viene también. Sobre las 11 acabamos, y quedamos a las 12.30 en el puerto para montar al barco y bucear… ¡Ay qué bien!!!

Jose me pregunta a ver si me mareo, pero como no suelo hacerlo no me da biodramina. María se lleva una pastilla jeje.

Comemos en uno de los puestos, y vamos a la playa que está junto al puerto a hacer tiempo. El cielo está nublado, chispea a ratos, pero la temperatura es buena.

A la hora en que hemos quedado vamos al puerto. Jose ya está en el barco, y se juntan a nosotros Xabi y María, preocupados por un perro que les sigue desde que le han dado de comer, y después de conseguir que no se suba al barco, zarpamos.

Subimos arriba con Jose mientras el barco se acerca al lugar de buceo, y nos explica qué vamos a hacer. Hoy tenemos dos inmersiones, y casi todo van a ser ejercicios. Bajamos a cubierta principal, nos ponemos el neopreno, y allí nos explica cómo montar el equipo. Una vez montado, toca ponérselo y al agua. Menos mal porque estoy empezando a marearme.

Lo primero era nadar un rato, para que él viese que aguantamos en el agua y que sabemos nadar. Pero como hay un poco de mar de fondo y resaca, directamente vamos a hacer los ejercicios. Si llegamos hasta allí nadando con los equipos puestos nos da el aprobado de la prueba de natación jeje.

Jose nos explica cómo echarse al agua, me da un poco de impresión, pero tampoco me puedo parar a pensarlo así que… ¡al agua patos!

Katz se queda en el barco, él aprovechará a hacer un poco de snorkel.

Nadamos hasta el sitio que ha elegido Jose, con una profundidad de unos 3 metros, y resguardado por unas rocas. Una vez allí, nos ponemos al respirador, nos explica cómo bajar y… para adentro. Los primeros ejercicios un poco chorrada pero difíciles para nosotros novatillos. Que si ponte de pies, de rodillas, quítate el respirador y póntelo después de buscarlo…

Todos los ejercicios uno a uno y animándonos mutuamente. Siguiente, mover las gafas para que nos entre un poco de agua y vaciarlas. Cuesta un poco, pero a Xabi le sale casi a la primera. María se agobia y sube a superficie, Jose nos hace señas para que subamos todos.

Arriba, mientras Jose habla con María para tranquilizarla, yo me aparto un poco y devuelvo. Me quedo bien agustito. Bajamos de nuevo y lo vuelve a intentar, pero vuelve a subir. Así tres veces, hasta que ella dice que quiere irse al barco, que lo deja por el momento.

Así que subimos a superficie, y nadando todos nos acercamos al barco. Mientras María sube, yo vuelvo a potar. Jo qué mareo…

Volvemos al sitio en que estábamos, y ahora me toca hacer a mi el ejercicio. Me cuesta bastante expulsar el agua, pero lo consigo. Cuando aún estoy con la alegría en el cuerpo, Jose nos enseña nuestro siguiente ejercicio… quitarse completamente las gafas y ponérselas dentro del agua, sacando todo el agua de dentro… ¡Prueba conseguida! Los dos lo hacemos, así que después de un par de ejercicios más… hay que volver al barco.

Pero esta vez volvemos buceando… ¡Increíble la experiencia de subir y bajar según respiras, parece mentira! Vamos un poco patos pero llevamos una cara de contentos… jeje

Antes de subir al barco, devuelvo de nuevo… ¡Vaya día!

Me cuesta subir al barco por la escalerilla con todo el equipo, pesa bastante, pero ahí está el capi y su mujer para ayudar. Katz está por ahí, me pregunta qué tal y nos despedimos, que tengo que volver con Xabi, Jose y María para recoger el equipo.

A las 6 llegamos a puerto, nos despedimos hasta mañana y Katz y yo nos vamos a dar una vuelta.

Pasamos por la playa, y luego después del súper vamos al restaurante que conocía Katz, y pedimos cena para llevar. Ya vamos al hotel de noche, pero Katz maneja bien la moto. Yo de paquete con nuestra bolsa con la cena.

Cenamos, hago deberes, y caigo redonda. Estoy muy cansada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s