2018.10.29…Ometepe, tirados con la moto de noche

Amanecemos y está lloviendo bastante, ¡qué pena! Bajamos al desayuno…


Y luego holgazaneamos en la habitación mientras esperamos que escampe.


Sobre las 11 empieza a parar y sobre las 12 nos movemos… ¡ha dejado de llover! Bajamos hacia el Papagayo Hostel a alquilar la moto, que nos sale mejor de precio que en nuestro hotel, y de camino pasamos por una tienda de las de pacas a que Katz mire a ver si encuentra algún pantalón corto. Tienen un par de bañadores de su talla, pero no los compra a la espera de si vemos algún otro por ahí.

Nos traen la moto y los cascos, y ya motorizados pasamos por el supermercado Palí a por una botella de agua. Con esto, comenzamos con nuestra vuelta a la isla, o al menos a la parte de la isla que rodea el Volcán Concepción, ya que como vamos tan tarde no nos va a dar tiempo a mucho más.

Poco después de salir de Moyogalpa, vemos un cartel de entrada al Volcán Concepción y lo seguimos por cotillear. Ahí vemos un montón de pájaros de color azul con cresta muy chulos, que un chico que pasa por ahí nos dice que son urracas.

Este mismo chico nos dice que cuando puede trabaja de guía subiendo al volcán, y que si queremos subir nos lo deja en 10 usd por persona. Al pedirle un teléfono donde poder contactar con él, nos dice dónde vive, que la verdad es ahí al lado, y quedamos en que si queremos subir pasaremos por aquí a avisarle.

Seguimos el trayecto en moto, a 0 km / hora y sin consumo de gasolina según ella… ¡no funciona nada! Pasamos camiones pequeños que hacen la recogida de plátanos, motos que nos pasan, bicis, vacas orejotas…






Paramos en Altagracia, que en realidad tiene muy poco de turístico, son 2 calles donde no vemos turistas. Entramos a una tienda de ropa de pacas, y Katz se compra 2 pantalones, además en la plaza compramos 2 bolsitas de tajadas por si acaso.

Seguimos la ruta, la siguiente parada es en la Playa Santo Domingo, que ahora está un poco comida por la marea. Hay unas vistas chulas del Maderas desde acá. Katz incluso se mete en el agua.



Siguiente parada, un “view point” que marca Maps.me, que nos lleva a una carretera privada por donde entramos a pesar de los ladridos de un perro. Damos un paseo por allí intentando buscar el mirador, pero no lo encontramos. Quizás en otra época del año se pueda cruzar una plantación que hay, pero ahora está muy crecido y no podemos, y nos marca que está por ahí.

Así que volvemos a la moto, y paramos en otro punto que indica miradores: el hotel Zopilote. La subida es muy chula, por un camino verde con flores.


El hotel es un tipo ecolodge, con cabañas, y tiene dos miradores a los que hay que subir por unas escaleras que dan miedo. Yo me quedo abajo, Katz es el que sube y dice que tampoco es muy allá.




El tiempo se nos echa encima y queremos ir a ver el atardecer a la Punta Jesús María, pero al final llegamos cuando ya ha anochecido. Aún así entramos, por el camino de entrada un montón de luciérnagas, y echamos un ojo para saber ya dónde regresar mañana a tiro hecho. Ahora ya no hay nadie, todo cerrado.

Así que salimos directos a avisar al chaval de que mañana intentaremos subir el Concepción, cruzamos Mogoyalpa y aunque así de noche nos cuesta centrarnos, encontramos su casa rápido y quedamos con él en estar mañana a las 04.45 en la parada del bus junto a nuestro hostel.

Con esto ya hecho, nos vamos hacia el pueblo con la idea en nuestra cabeza de pasar por la gasolinera, y luego devolver la moto e ir al super a comprar provisiones para la subida de mañana, además cena, ducha…

Todo esto da igual, cuando una vez en la carretera y ya pasada la pista del aeropuerto, la moto se para… ¿perdón? ¿Qué pasa aquí? ¿Será que nos hemos quedado sin gasolina? No tenemos forma de saberlo, ya que no lo marca, y encima aún queda una buena caminata.

Un señor desde una casa nos dice que sigamos, que es casi todo cuesta abajo hasta el pueblo… así que nos montamos, y de noche cerrada y sin luces, con la linterna del móvil iluminando la carretera, echamos a rodar… da un poco yuyu, inercia pura, hasta que se para.

No sabemos bien qué hacer, cuando vemos que estamos junto a un hostel y Katz entra a preguntarles si tienen gasolina que nos puedan vender. Tenemos suerte, los dueños del hostel son una pareja eslovaca, y mientras Katz se va con él a buscar gasolina al pueblo, yo me quedo dentro charlando con Bárbara.

El hostel da muy buen rollo, y parece que está bien, se llama Life is Good. Cuando Katz vuelve y echa la gasolina, a la moto le cuesta arrancar, pero al final lo consigue y nos volvemos rápido al pueblo antes de que se vuelva a parar, por si no es un problema de gasolina que no lo tenemos muy claro…

Llenamos el tanque en la gasolinera, y la devolvemos. Luego pasamos por el super, donde compramos más de lo que deberíamos, y después de dejarlo en la habitación vamos a un restaurante que he visto y que pone quesadillas, burritos y cosas así…

Yo pido una quesadilla de vegetales al pesto, y Katz un burrito vegetal. Está buenísimo. Luego pasamos por el restaurante de ayer y pedimos una porción de pizza para llevar.

Y con este intenso final de día nos vamos a dormir pronto, que mañana hay que madrugar y andar.

 


Gastos del día para 2 personas:

Alquiler moto 1 día = 320 nio

Supermercado día = 343 nio

2 pantalones Katz = 250 nio

2 bolsitas de tajadas = 10 nio

Gasolina = 120 nio

Cena = 260 nio

Porción de pizza = 40 nio

Alojamiento Hospedaje Siero = 430 nio

Totales = 1.755 nio = 49 eur aprox


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s