2015.12.12… Día de aviones

15 minutos antes de las 2 suena mi alarma, despierto a Katz y nos preparamos. Hacemos el check-out, nos dan una cajita con un desayuno, y para fuera en busca del taxi.

1188. Pano, Htl Alf Leila Wa Leila, Hurghada

Mientras vamos al aeropuerto, miramos lo que incluye la caja del desayuno, que es un poco voluminosa e incómoda de llevar, y vemos que hay una bandejita de dulces y otra de salados con algo de queso que no nos vamos a comer, así que le preguntamos al taxista si lo quiere y le dejamos las 4 bandejitas. Nosotros nos quedamos con los zumos y cuatro manzanas en total.

Cuando llegamos al aeropuerto, el taxi para en un control de policía donde le dan un ticket y entramos mientras nos cuenta que tiene que pagar el parking, que son unos 10 eur al cambio. Llegamos y cuando Katz le va a pagar lo convenido, 70 libras, le vuelve a preguntar por lo del parking, y el chico insiste en que tiene que pagarlo, pero que no pasa nada, que no nos preocupemos, que él nos había dicho que 70 y eso es lo que nos cobra… Como nos asegura que es cierto, Katz al final le da los 10 eur, aunque yo no le creo mucho… Ya dentro del aeropuerto, Katz pregunta y el parking son 5 libras en realidad, menos de un euro… vaya timada nos ha pegado!!!! jajajaja

Aprovechando la wifi del aeropuerto, y mientras esperamos a que empiece el embarque, Katz le manda un whatsapp al taxista para desquitarse.

Embarcamos, y una vez en vuelo Katz se pasa a la fila de delante que tiene más hueco para las piernas, así tengo para mi sola los tres asientos. Poco los disfruto, ya que no cojo ni la comida que dan y después de ponerme una peli tipo Antena 3 de sobremesa, me quedo frita casi todo el vuelo.

Llegamos a Estambul, y al buscar el cambio de puerta para el siguiente avión, un chico le pregunta a Katz ya que no sabe muy bien cómo se hace. Siguen hablando, y al final nos explica que él es egipcio y su novia es de Bélgica y que va para allí a vivir con una visa de 2 meses, que es la primera vez que viaja y está un poco nervioso, y que la gente parece muy fría y seria.

Nos despedimos de él y vamos hacia nuestra puerta. El vuelo de Estambul-Bilbao se hace bastante más pesado, los asientos son más pequeños e incómodos y no hay pantalla individual. El desayuno del avión muy rico, yo de los salados no como mucho y lo come casi todo Katz, a cambio yo me como tres panes con mantequilla y mermelada que me saben ricos ricos.

Y a las 12 aterrizamos en Bilbao, ya estamos en casa.

Me quedo de este viaje aparte de con lo monumental y la naturaleza, con la hospitalidad de la gente. ¡Quiero volver ya! Pero por el momento… ¿a dónde será el año que viene?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s