2015.11.22… Visitando El Cairo

He pasado mala noche, hemos dormido poco y yo muy mal. Agradezco no ir hoy a las pirámides, porque esa visita sí la quiero hacer 100% despierta.

Cuando Katz abre la ventana, estas son las vistas desde ella.

0005-vistas-desde-el-hostal-luna-cairo

Cogemos las mochilas y nos llevan al otro hotel, el One Season. Está muy cerca, justo al doblar la esquina de la calle principal, pero hay una gran diferencia ya que las calles principales están muy limpias, pero el resto están llenas de mierda y esta no se libra. Mucha basura en la entrada al portal, Katz va con el chico del hotel por delante, cuando voy a entrar yo una rata pasa rápidamente entre mis pies.

El ascensor no funciona, así que escaleras 3 pisos. La entrada del hotel tiene buena pinta, nos ofrecen té o café para desayunar y dejamos las mochilas a un lado hasta la tarde, ya que la habitación aún no está libre. Justo nos sirven las bebidas y llega Mohamed, nuestro guía. Nos quemamos la boca para terminar rápido, eso y un mini-trozo de palmera y un lacito que han viajado desde Bilbao es nuestro desayuno.

Vamos al coche donde espera Guillermo, un peruano que ha aprovechado un viaje a Barcelona para visitar El Cairo.

Primeros momentos de coche a la luz del día en El Cairo, un caos. De tres carriles sacan 5 ó 6. Si por la noche usan las largas, de día es el claxon.

Llegamos al Museo-Mezquita de Ibn Tulum, la mezquita más antigua nos explica Moha, aunque ya no se usa como tal sino como museo. Me tengo que poner chaqueta y pañuelo. Es muy bonita, con varias “puertas” en dirección a la Meca hechas por los diferentes mandatarios.

0006. Mezquita de Ahmad Ibn Tulun, Cairo 0011. Katz, Mezquita de Ahmad Ibn Tulun, Cairo
0012. Pano, Mezquita de Ahmad Ibn Tulun, Cairo 0015. Katz, Mezquita de Ahmad Ibn Tulun, Cairo

Subimos al minarete desde donde se ve la ciudad un poquito, impresiona porque mires donde mires hay casas, parece no acabarse nunca. Ya en esta subida al minarete, mis piernas empiezan a flaquear con las escaleras, así que no quiero ni pensar cuando vayamos a las pirámides. Guillermo fue ayer y le cuesta un poco subir.

0017. Katz, Pano, Mezquita de Ahmad Ibn Tulun, Cairo 0018. Pano, Vistas desde Mezquita de Ahmad Ibn Tulun, Cairo
0019. Pano, Vistas desde Mezquita de Ahmad Ibn Tulun, Cairo 0020. Saioa, Pano, Mezquita de Ahmad Ibn Tulun, Cairo

Bajamos y Moha nos lleva a la Mezquita y la Madraza del Sultán Hassan.

0021. Mezquita y Madraza de Sultan Hasan, Cairo

En la madraza, un señor canta a nuestro lado la llamada a la oración, se me ponen los pelos de punta de lo bonito que es.

0023. Mezquita y Madraza de Sultan Hasan, Cairo
0029. Mezquita y Madraza de Sultan Hasan, Cairo 0033. Katz, Mezquita y Madraza de Sultan Hasan, Cairo

En la mezquita, varias salas con alguna sepultura.

0038. Mezquita Al-Rifa'i, Cairo 0040. Mezquita Al-Rifa'i, Cairo
0041. Mezquita Al-Rifa'i, Cairo

Ya de aquí al centro, se supone que a comer. Hay mucho tráfico, además hay zonas con mucha gente, son los colegios electorales, ya que estamos en elecciones al Parlamento.

Para cuando llegamos al centro son sobre las 3… ¡y nos lleva al Museo! ¡Antes de comer! Qué hambre…

0045. Katz y Saioa, Museo Egipcio del Cairo
0046. Museo Egipcio del Cairo

El museo no deja indiferente, impresiona porque tiene un montón de cosas con las que podrían llenar varios museos. Dos horas ahí que no dan para mucho, vemos la vaca, la piedra roseta, el escriba sentado… Nos explica la historia de Hatsepsut, una chica ambiciosa pero que me cae bien jajaja. Era la primogénita del faraón, lista y con mano para gobernar, pero como el heredero al trono tenía que ser varón, fue para su hermano, un poco tonto. Así que la solución fue casarse con su hermano, con quien tuvo una hija. El hermano se casó en segundas nupcias y tuvo un hijo, así que Hatsepsut casó a su hija con este niño para seguir gobernando. ¡Vaya historia!

Vemos también los 4 sarcófagos y los 3 ataúdes de Tutankamon, la máscara la están restaurando. También vemos momias, de personas y animales.

Antes de salir pasamos por una sala con estatuas gigantes y tres puntas de pirámides, los ojos ya se salen de las órbitas. De todo esto ni una foto, ya que hay que dejar la cámara en la entrada. Terminada ya la visita exprés al museo, toca comer. La verdad es que tengo hambre, pero con todo lo que estamos viendo y lo que queda se me olvida.

Sobre las 17.30 comemos en la calle, en una mesa de un bar donde no se ve ni un turista, en un callejón con un montón de gatitos callejeros, gente fumando shisha o jugando al backgamon. Mientras esperamos la comida, Moha nos da libras que le hemos pedido que nos cambie mientras estábamos en el Museo.

0048. Katz y Saioa, libras egipcias, Cairo

Comemos kebab, yo de pollo y Katz de ternera. No me gusta mucho, tiene muchas especias y está con trozos de piel. Katz me ayuda a terminarlo, que me da vergüenza dejar, y Moha nos da bocatas de queso frito. Dicho así suena a mucho, pero no es más que un pan de pita pequeño abierto y relleno de lechuga, unos trozos de tomate, y dos cuadrados que él dice que son queso frito. A mi no me sabe a eso, pero me gusta mucho. Guillermo se come uno y nosotros compartimos otro. De beber un batido precioso y rico. Precioso porque abajo tenía zumo de ¿fresa? rojo, luego creo que de mango, y luego leche o nata batida. Así que tricolor. Y rico, muy rico.

Acabada la comida, vamos hacia la zona amurallada antigua de la ciudad, donde vamos andando hasta el mercado. Durante el paseo vemos una especie de tortitas que nos dice Moha son de miel. Tienen muy buena pinta.

0052. Mezquita, zona antigua, Cairo 0053. Mezquita, zona antigua, Cairo

En el mercado estamos media hora, yo no veo lo que quiero así que paso de mirar más. Katz se va por ahí a mirar, yo me quedo con Guillermo para enterarme de precios.

Volvemos donde hemos quedado con Moha, y damos por finalizadas las visitas del primer día. Nos despedimos de Guillermo, que mañana coge el vuelo de vuelta a primera hora. ¡Nos veremos en Arequipa! Jeje

Nos subimos al hotel, y vamos a la habitación. Huele mucho a humedad, pero para dormir dos noches suficiente. A las 21,30 ya estamos en la cama, muertos de cansancio.

0056. Saioa, Hotel One Season, Cairo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s