2017.10.02… El día de los Rinos

Nos despertamos varias veces por la noche, está lloviendo.

A la mañana, cuando nos levantamos, vemos que ha entrado agua a la tienda. Mi saco está un poco mojado, la manta también, y mi riñonera bastante. Desmontamos y doblamos las cosas todo lo que podemos, para volver a montar el tetris.

Nos despedimos de nuestros compis de fuego…

Ángel ya ha llegado y está esperándonos. Metemos todo en el coche y arrancamos, parece que el día va a mejorar, pero ahora está bastante nublado.

A medio camino a la entrada de la farm house (o camping de toda la vida), se le cala el coche y no arranca porque está sin batería. Llama a recepción para que suban a echarle un cable (o unas pinzas jajajaja) y, mientras tanto, salimos del coche. Hay muchos ñus y nos entra curiosidad… aunque no más que la que tienen ellos, que en cuanto les damos la espalda nos persiguen. Parece el juego de 1, 2, 3 carabín bon bán.




Lo primero, a comprar la entrada del parque de Matopo, que cuesta 37 usd por los 2, y que está incluida en el precio de la excursión que acordamos ayer con Ángel. Entramos al parque y paramos en puntos famosos por las vistas que tienen de estas rocas en equilibrio.



Pero como le hemos repetido que lo que queremos es ver rinos blancos, es lo siguiente que vamos a intentar: un tour andando para encontrar rinos.

Pero… Ángel, en lugar de contratar el oficial en la entrada del parque que cuesta 20 usd, intenta que los veamos desde el coche, sin ranger. De cualquier forma los paisajes son preciosos, ya que el parque en sí y sus formaciones valen la pena. ¡Y vemos hipos y les oímos!



Cuando Ángel ve que no encontramos rinos, intenta localizar un ranger dentro del parque, para pagarle en negro 10 usd en lugar de 20 usd. Encontramos un chaval muy joven, que se viene con nosotros.


Subimos a una plataforma desde donde hay vistas a un trozo del parque, y ahí no se ven rinos por ningún lado…


Aún así aparcamos el coche y empezamos una caminata que comienza bien, ya que vemos cebras nada más empezar. Pero luego es andar bajo el sol, sin agua, dando vueltas y más vueltas por los sitios que antes hemos visto desde la plataforma y que ya hemos comprobado que no había rinos… el chaval-ranger se va guiando de Ángel, y va por donde él le dice, no parece tener mucha idea. Y la verdad, mientras voy andando detrás de él pienso qué hacer si vemos rinos, porque me da que este chaval con esa escopeta poco va a hacer para salvarme el cuello…

Katz ya está mosqueado porque no dejamos de dar vueltas por el mismo sitio, y le dice a Ángel que por allí ya hemos visto antes que no hay ni uno. Así que vamos para el coche, y poco más allá dejamos al chaval seguir su camino con zumo y galletas de Ángel, además de 5 usd de propina que también le da Ángel.

Katz está de muy mala leche porque cree que nos han tangado. Yo creo que es un timo de igual forma aunque hubiésemos visto a los rinos… echamos cálculos y se lleva casi 200 usd limpios, lo que aquí es un dineral…

Seguimos las visitas. Ahora nos lleva a ver unas pinturas rupestres. El camino es bastante malo también, mucho mejor para un 4×4 que para este coche de bajos muy bajos… vemos un charco que ocupa todo el asfalto. Katz le dice que igual hay que dar la vuelta, Ángel dice que no. Acelera, y pasamos el charco… un poco más arriba Ángel mira por el retrovisor, detiene el coche y se baja. Miro a ver que hace, y está bajando al charco… ¡donde se ha quedado la rueda de repuesto! Jajajajaaaaaa. La coge, la vuelve a poner y continuamos el camino.

Aparca el coche, cogemos Katz y yo un plátano de la cesta de la comida de Ángel, y empezamos a subir. Como nota que estamos un poco mosqueados, sobre todo Katz, nos dice que si subimos luego a pie a la cima de esa roca, ahorramos tiempo de ir a otra cima con el coche y podemos ir a hacer otro tour a pie para ver rinos.

Pero ahora toca subir a ver las pinturas, y nos explica un poco la historia de los bush man que fueron los que las pintaron.




Después subimos a la cima, trepando un poco sobre todo el primer tramo, luego ya bien. Las vistas desde aquí muy chulas.




Bajando la roca vemos unos lagartos de colores.

El camino de bajada está chulo y un poco a la sombra así que se agradece. Ángel nos para y nos enseña una planta. Arranca un trozo de ella, le quita las ramitas y hojas, y con el tronco fino lo muerde y chupa. Nos explica que era el antiguo cepillo de dientes, y antiguo pincel. Dice que fresco tiene un buen sabor, que cuando se seca ya no sabe tan bien. A mi me recuerda a algo… le pido un trozo, lo mastico, chupo y saboreo… ¡es regaliz de palo del que nos traía aitite! Le digo a Ángel que nosotros lo comemos en nuestro país seco jeje

Nos metemos al coche, cruzamos el charco esta vez sin problema, y vamos a la orilla de un lago a comer. Nada más bajarme voy al baño, que no he hecho pis desde esta mañana… ¡madre que guarrada de baño! Y sin papel… sin respirar termino y salgo rápido.

Junto a la mesa hay un grifo, aprovecho a lavarme las manos. Ángel y Katz han sacado las cosas. Ha traído pan de burguer, mantequilla, tomate, pepino, lechuga, mortadela, queso y 2 paquetes de patatas. Me como uno de patatas casi entero sola, aunque no son tan grandes como los de España… el resto no me va. Saca un zumo que nos mezcla con agua, echando un 20% de zumo sólo…

Los mosquitos nos hacen la comida pesada, nos echamos antimosquitos pero no podemos con ellos, así que recogemos rápido y nos vamos.


Siguiente parada: nuevo tour a pie para ver rinos… o eso pensamos hasta que nos dice que eso es para ver la tumba de Cecil Rodhes, que ya le hemos dicho varias veces que no nos interesa… Aún así bajamos, a ver si acabamos pronto y vamos a ver rinos… y va y nos dice que por ver la tumba son 10 usd por persona… ¡ni de coña, no entramos! Nos dice que estaba incluida en el precio que nos dio… ¡pues nos lo descuentas, que no queremos verlo!

Esto si que empieza a mosquear de verdad, no nos hace ni caso de lo que queremos… como ve nuestro mosqueo, habla con los ranger, y uno nos acompañará a hacer el tour.

Montamos al coche y vamos donde el ranger dice, ya que según ellos controla las zonas donde están… bajamos y empezamos a andar. 10 minutos después le digo a Katz que me da que no va a haber suerte. 2 min después nos mandan parar para escuchar bien… y señala el ranger hacia la izquierda. Vamos un poco más allá, y de repente para y señala… ¡ahí hay uno!!!! ¡Ufff que enorme!

Nos explica que si vemos que las orejas quedan quietas apuntando en nuestra dirección ni nos movamos, que sino nos atacarán. Vamos en contra del viento para que no nos huelan. Su sentido de la vista no es bueno. Y seguimos al ranger, en fila india y en silencio. Veo que el ranger mira hacia los lados buscando alguno más, ya que los rinos no suelen estar solos. Un poco más adelante vemos que se ha juntado a otro. Les seguimos intentando acercamos, pero cada vez ellos se van alejando. Hay una roca delante, desde la cual parece que se podrá verlos bien, Ángel le dice al ranger que vayamos hacia allí para sacar fotos. Katz coge la cámara y yo me quedo con la gopro, ya cerca de la roca él se sube a ella con Ángel, yo me quedo con el ranger, ahí no me subo jeje.

Estoy mirando los rinos un poco desde ahí entre los árboles, ya se han juntado 5 ó 6.

El ranger me empieza a hacer señas de que le siga, y empezamos a acercarnos muy poco a poco. Él silba para que los rinos se piensen que somos pájaros. Me empiezo a poner nerviosa, porque veo que estamos ya muy cerca y estamos solos él y yo, miro a la roca y veo a Katz allí, le susurro que venga. Miro al otro lado y tengo a los rinos muy muy cerca… ¡que grandes son! Son bonitos… pero estoy demasiado cerca y da un poco cague…


Veo que Ángel baja de la roca y poco después Katz, los rinos se han alejado un poco. Cuando estamos todos juntos de nuevo, les pedimos acercarnos otra vez, así que con el ranger en cabeza allá que vamos.







Los rodeamos poniéndonos contra el viento de nuevo, y nos acercamos de nuevo bastante. El ranger nos pide la cámara y nos dice que nos acerquemos Katz y yo un poco a los rinos para sacarnos una foto. A Ángel no hace falta que le diga nada, parece más ilusionado que nosotros y va a su bola acercándose mucho y haciéndoles fotos con el móvil… ¡con sonido!



Vemos que uno de los rinos se queda quieto mirando en nuestra dirección, parece que oye el disparador de la cámara del teléfono y eso no se parece mucho a un pájaro… empiezan a hacer ruidos extraños, así que corriendo nos ponemos tras un mini árbol… y los segundos siguientes son un poco caos, ya que 2 rinos empiezan a pelearse allí, junto a nosotros. Estamos tras un mini árbol que no hará nada si nos atacan, les veo correr y pienso que no se que hacer si vienen a por nosotros, ya que me pillan en el segundo 1… y pienso… ¿por qué narices el ranger no dispara?

Pero se calman, nos dice que era una pelea entre ellos, ya que el macho mayor quiere echar a los otros dos machos de la manada. Que no saben que estamos, pero que nos alejemos rápido por si vuelven otra vez.

Así que tan rápido como podemos para no delatarnos, vamos dirección al coche… hasta que Katz que va delante mio se para… ¡tiene una telaraña enorme pegada en la parte delantera del cuerpo! Se la intenta quitar pero es súper pegajosa, yo estoy un poco paralizada, no puedo ayudarle (odio las arañassss) y veo a Ángel que está detrás y le digo que por favor le ayude él a quitársela… están en ello ¡y veo una araña enorme igualita a la que vimos en el Sáhara subiéndole por el lateral! Se la quito a golpe de gopro, acaba de quitarse la tela de araña, y seguimos andando, que aún estamos muy cerca de los rinos. A todas estas, el ranger ya en la carretera jajajaaaa

Montamos al coche, poco más allá el ranger se baja y se pira con un zumo, unas galletas y 10 usd más. Nosotros estamos ya bastante satisfechos, así que nos vamos a Bulawayo.

Nos lleva lo primero a la estación a consultar los buses, luego nos invita a cenar a su casa. En la estación nos dicen que el bus sale a las 11.30 y que llega a Mutare a las 10. Son 12 usd, pero el bus es bastante viejito…


Vamos a otra estación a ver si tienen más buses un poco mejores. Sí tienen, sale a las 8.30 y llega a las 4, cuesta 15 usd y el bus parece más nuevo, así que preferimos ir en este.

No nos da tiempo a ir a cenar a su casa, y él no quiere que nos quedemos en la estación porque dice que es inseguro, así que nos lleva al centro a coger algo de cena. Al final acabamos tomando una cerveza con él y unos amigos, pedimos en un sitio una pizza y 2 trozos de pollo con patatas para llevar.

Volvemos a la estación, nos despedimos de Ángel, y subimos al bus. Nos sentamos en primera fila, y empezamos a cenar.

Cuando arranca sólo pienso en que quiten la música para dormir, pero sigue y sigue…


Gastos del día para 2 personas:

Tumba de Cecil Rhodes = – 10 usd x 2 = – 20 usd

Billete de bus = 15 usd x 2 personas = 30 usd

Cervezas = 3.60 usd

Cena = 14 usd

Total = 27.60 usd = aprox 23 eur


 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s